jueves, 24 de noviembre de 2022

Dios con D de Desacierto

Subió al patíbulo el primero de los dos homosexuales, cuando cayó la primera de las miles de piedras. Teherán desbordó aquí su límite de tolerancia ante tanta homofobia institucionalizada, y una protesta desencadenó que ese día soleado se incendiara más con la consciencia en llamas de un pueblo unido. Pero el Líder Supremo, teniendo las armas y a Dios de su lado, ordenó disparar a los manifestantes. Cuando todo iba miel sobre hojuelas, sorpresivamente se puso a llover y un arcoíris cruzó el cielo. Entonces el Líder Supremo, traicionado, derrotado, gritó: “¡Dios, justo ahora se te ocurre salir del closet!”.

20 comentarios:

  1. Del cielo tendría que haber caído un rayo que carbonizara al Líder Supremo.

    Muy bueno el final.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. "Su Dios" le fastidió la jugada.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo25/11/22

    Ese tipo de Dios me gusta. Es como si les hiciese una peineta a esos intolerantes líderes que después son los primeros en saltarse todas las leyes divinas.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Quizás si hay un dios intervenga de una vez por todas a favor de las causas nobles.

    ResponderEliminar
  5. Los arcoiris existen desde antes de cualquier colectivo o asociación ideológica 🖖🖖🖖

    Buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los primeros en dar cuenta del fenómeno fueron los griegos. Está claro que sus dioses condicionaro a todos los demás.

      Eliminar
  6. Bueno. Al menos el líder supremo interpretó bien el mensaje, y no se sacó otra interpretación de la manga. Ahora habrá que institucionalizar.
    Abrazoo

    ResponderEliminar
  7. Un final para enmarcar, Julio, pese a la intolerancia y la tragedia que encierra el relato ese final me provocó una gran sonrisa.
    Y es que como diríamos por aquí... ese final no se le ocurre ni a Dios.
    Genial, Julio. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  8. Que elegancia, Julio. Eres un fenómeno.
    Va un abrazo con palmadas en la espalda incluidas. :)

    ResponderEliminar
  9. El Lider Supremo va a cambiar de dios más pronto que tarde.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Un final muy acertado. Lo aplaudo. Es una pena no ser aceptado por la condición sexual... no avanzamos pese a tanta modernidad y demás.

    Mil besitos y muy feliz noche, Julio David.

    ResponderEliminar
  11. Un dios tan cruel y vengativo solo puede existir en el corazón y la mente podridos de los intolerantes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. El problema no son los dioses, sino lo que se hace o se dice en su nombre.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  13. El dios verdadero "habló" a su manera, para que el resto escuche y vea que todos somos uno.
    Muy buen final. Te felicito.
    Abrazos Julio David.

    ResponderEliminar
  14. El texto, más que acertado Julio.

    Y ya que has puesto la D en mayúsculas... Juguemos!

    No hay tal "lider supremo" en esta intransigencia religiosa, deshumanizada y fuera de lugar. No es más que imposición! Y no solo "suprema". Y si bien es respetable la religión musulmana, como tantas, no lo es la sinrazón de sus "acólitos"!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Hola, Julio David:
    Gran micro y excelente final.
    Me temo que "El odio" es el dios más venerado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Tremendo, amigo, tremendo...

    ResponderEliminar
  17. Muy bueno!! El líder supremo dejó de serlo.
    Genial! 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar
  18. jajajajjajajajjajajjajaj maravilloso humor negro

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar

EL COMENTARIO ESTÁ SUJETO A MODERACIÓN