sábado, 11 de junio de 2022

Sí, pero...

La última vez que estuvo plenamente de acuerdo con ella, fue cuando respondió “sí, acepto”. Desde entonces (y no por darle sabor al matrimonio, crear tensión sexual o generar debate sano), el marido empezó a invalidarla por cada cosa y cosita. Porque un “sí”, un elegante “sí”, no suena complicado ni agotador.

-Nuestros hijos son preciosos.
-Sí, pero...
-La capital de Chile es Santiago.
-Sí, pero...

“¿Es por joder o de verdad no me encuentra razón?”, se preguntaba ella con angustia a perder la suya propia. Y un día:

-Tenemos que separarnos.
-Sí, pero...
-¡Perdón, vivamos juntos por siempre!

21 comentarios:

  1. Y darle con la cacerola no hubiera acelerado el proceso de recomposición mental. ¡Digo yo!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Juego de palabras entretenido. Donde queda claro que la "elegancia" debe dar paso a la realidad... entre personas. Y si van para pareja, más!
    lo que ya no me queda claro es si falta un último Sí, pero...
    Abrazo Julio.
    Un poco más y llegas en Julio... :)))))

    ResponderEliminar
  3. Con personas así, el silencio sube en bolsa.

    ResponderEliminar
  4. Todo un juego de palabras,cariños.

    ResponderEliminar
  5. Se quedó algo tarado el individuo después del "sí quiero" inicial, supongo.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Esa "adversativa" que todo lo jode.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Yo diria que el "sí, pero", es mas rotundo que un "no"
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. El pero es un sin embargo, que parece no no obstante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. El primer "sí" anula la posibilidad de disentir luego, cualquier debería saberlo.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  10. Por experiencia, un "sí, pero" es como un puede, a lo mejor, quizás, ya veremos, depende, según, tú mismo, etc. Solo el "sí" a secas es la única y verdadera afirmación.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado, si; pero... jajajajaja
    Que si jajajaj muy divertido!
    Un fuerte abrazo Julio David!

    ResponderEliminar
  12. Jaja notable como siempre master. Me hiciste recordar una frase que decimos en Chile sobretodo en regiones del extremo norte o patagónico sur: "Santiago no es Chile", lo decimos porque por ejemplo si llueve mucho en la capital es noticia nacional (ah pero en Valdivia llueve a diario), si hay viento fuerte en Stgo lo transmiten todo el día, ah pero en Magallanes hay rachas de más de 100kms por hora y no sale en tv, muere alguien en Stgo y es la primera noticia a las 21 hrs, ah pero si es en región puede esperar hasta después de las noticias del fútbol.. etc. Já
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Si, claro, se amaban, pero...

    ResponderEliminar
  14. Es un placer romper mi pereza bloguera y disfrutar de tu ingenio humorístico-malvado... Julio. Me encanta.
    Ese tipo, además de aguafiestas agorero, es un borde, y sólo reacciona cuando teme perder a su paciente compañera, no estoy muy segura que sea amor.

    No soporto los peros... Uf
    Un abrazo, Julio, me voy a seguir tu consejo...

    ResponderEliminar
  15. Para todas las cosas siempre hay un pero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Cuando ya sabes la respuesta hay que tener muy claro lo que se va a decir.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Hola, Julio David.
    Si que tiene poder el: pero… Y que retorcido, ja, ja
    Muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Pretendía "invalidarla"... lo que viene siendo un tocapelotas de manual.
    Genial tu escrito, como siempre! 👏🏼👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar
  19. Los peros siempre le restan un poco la credibilidad al sí jajaja me quedo otro rato por aquí leyendo entradas, a ver si entiendo mejor el curioso nombre de tu blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Sí, pero no. Saludos desde la distancia.

    ResponderEliminar
  21. El famoso pero casi siempre puede ser amable o devastador.Un abrazo!

    ResponderEliminar

EL COMENTARIO ESTÁ SUJETO A MODERACIÓN