domingo, 2 de mayo de 2021

Los inseparables

Cuando los agapornis se aparean, la República del Congo se convierte en la capital del amor. Por cuerdas o locas, estas aves son fieles de por vida. No es virtud o ejemplo a seguir, y sin embargo entre sus colores y plumas y bajo o sobre sus alas, llevan la respuesta por la que la humanidad, ciegamente, se ha venido matando.

Los aldeanos cuentan la vez que un cazador foráneo, envidioso, dio con su proyectil a un macho de esta especie que emebellecía un cielo dominical y la hembra, su pareja, a 35 o 53 metros, también cayó al suelo.

23 comentarios:

  1. Es la fama que tienen, pero cuando están solos siguen la mar de contentos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Debe haber ciertas ventajas en la monogamia, estas aves tienen un cerebro muy inteligente

    ResponderEliminar
  3. Es una bonita historia Julio David...nosotros pareciera que vamos perdiendo esa capacidad progresivamente de generacion en generacion. Te dejo un abrazo grande!
    Te cuento que abri un espacio para compartir dia a dia entradas de blogueros
    si gustas estas invitado.
    https://eli59elgristambienexiste.blogspot.com/
    Abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
  4. Mas parece leyenda,pero quien sabe,cariños.

    ResponderEliminar
  5. No conocía la curiosa historia de estos pájaros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Por algo suenan los ríos.
    Saludos van.

    ResponderEliminar
  7. ¿Y por qué no es virtud o ejemplo a seguir? Que no estoy diciendo que deba serlo, que conste, pero me gustaría saber por qué piensas que no lo es.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me hice la misma pregunta.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  8. Tan bonita historia !

    ResponderEliminar
  9. Son animales muy amorosos, seguro

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. El amor produce ese tipo de empatía por el amado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Muy linda historia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Algo similar sucede con las tórtolas, simbolo del amor eterno...
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  13. Pocos animales son tan fieles. Parece que los pingüinos también tienen la misma pareja de por vida. En eso, los humanos quedamos en mala posición, quizá porque pensamos demasiado, je,je.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Muy curioso lo que cuentas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. ¡Dilema!

    ¿Es la fidelidad virtud u obligación moral?

    ¿Es el ser humano fiel, por naturaleza, o lo intenta por razones sociales?

    Abrazos Julio.

    ResponderEliminar
  16. Lo dicho, eres un romántico empedernido, jaja.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  17. Jo, casi diría que es un amor cuántico. En ese mundo de lo muy pequeño existe un fenómeno llamado entrelazamiento en el que si el observador altera de alguna forma el estado de una partícula subatómica, su par se altera simultáneamente, da igual la distancia a la que se encuentre. Preciosa leyenda. Un abrazo, Julio David!

    ResponderEliminar
  18. Al menos a ellos nadie les impone esa fidelidad, y si lo hacen es porque seguro que tienen un montón de ventajas para sobrevivir.

    Buscar cada año la mejor pareja para aparearte si o si como les dicta la Naturaleza también puede resultar cansino. Así ya tienen experincia y seguro que les queda más tiempo para divertirse.

    Son muy bonitos y tiernos. Hoy te salió tu lado romántico, Julio.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  19. Leí en una ocasión sobre los agapornis. Lindo. Podríamos aprender algo de ellos...jajajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. ¿Será que el amor es tan fuerte que puede vencerlo todo? ¿Será que el amor es tan débil que no podemos sobrevivir sin aquellos a quien amamos? ¿Cuál será el secreto del amor?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Pues mi admiración por lo agapornis. El amor auténtico es incombustible. Quizá nos estemos conformando con menos. Quizá no seamos capaces de dar más. Si el amor hacia un hijo es de por vida, ¿por qué no conseguir ese
    a misma fidelidad y compromiso hacia tu pareja? Mis abuelos se quisieron así hasta el final. A los pocos días de morir mi abuela repentinamente, mi abuelo enfermó gravemente. No volvió a salir del hospital. Sé que se quiso ir con ella. Eran inseparables.

    Me encantó la historia. Ya ves... me ha trasladado a mucho tiempo atrás y a recordarles a ellos. ❤

    ResponderEliminar