martes, 16 de marzo de 2021

Hierba mala nunca muere

-No quiero entrar al Reino de los Cielos. No es justo que me haya muerto primero. El dictador que me mandó a fusilar lleva treinta años en el poder. O quizás sean tres pero parecen trescientos. Y ahí sigue, impune, disfrutando de todos los placeres conocidos.
-Se me conoce por decir la verdad: la gente como tú, buena, no me importa. Todos mis esfuerzos están centrados para que los malos se vuelvan buenos. Me desvelo por los malos y los acompaño y les alargo, muchísimo, la vida, hasta que aprendan una lección.
-¿Sabe?, usted es malo.
-Por eso soy eterno.

34 comentarios:

  1. Habrá que tener cuidado, porque en un descuido se vuelve uno bueno y... ¡zas!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ese Dios es que parece muy mala gente :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Je, je..Sabía respuesta. Un final sorprendente. Un relato muy bien hecho.
    Abrazos, Julio

    ResponderEliminar
  4. La idea de lo eterno, de lo bueno y de lo malo, quedan entre dicho.
    Sin duda, un buen texto.
    Saludo amigo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Zas! Pues sí, bastante lógico.
    Qué bueno Julio.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Ni los malos son eternos, yo creo que todos somos buenos por eso no somos eternos jajaajaj.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Y tanta razón, con que mala hierba nunca muere jajaja pero espero que la gente no siga ese ejemplo porque sino sería una distopía. Te sigo y te invito a pasarte por mi blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, podría hacerse eterno soportar la maldad humana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Los buenos no tienen nada que hacer en este mundo, ni en el otro, je,je.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Por favor, Julio David, dime como lo hace este personaje, como hace para que los malos aprendan lecciones, porque en la incredulidad siempre pienso que se van de rositas y los buenos sufren toda su mala leche, su inmoralidad, su prepotencia. Un superdios raro por alargar la vida a los malos. Minidiálogo agudo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. No se puede confiar ni en Dios.

    ResponderEliminar
  12. Es muy dificil ser siempre malo a veces hay que esfuerzarse mucho, Valor !

    ResponderEliminar
  13. Los vampiros somos buenos o malos? :-D
    Un fuerte abrazo, Julio David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues depende de lo que hayas hecho anoche, amigazo.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  14. jjajajajajajja
    Julio David...es que ya uno no sabe que elegir!!!
    Nos dirás después que conviene...jajaj
    por lo visto a los malos les ha ido mejor
    y eso de convertirlos...bueno...no se si da mucho resultado. Tendríamos que hacer estadísticas jajaj Saludos y bonito fin de semana

    ResponderEliminar
  15. Quizás la eternidad sea una especie de castigo,..

    ResponderEliminar
  16. Los malos quizá duren más pero al final la palman. otra cosa que es que en la vida eterna; esa que dicen que hay después, también vivan como Dios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. El muerto, o sea tú, estás bien muerto y camino del cielo... Pero a la vez eres eterno y malo? Y te ocupas de hacerles la vida imposible a otros malos más malos que tú...

    En fin, un lío. Que tendrás que desentrañar... Luego ya vuelve y nos lo cuentas! :)))))))

    Abrazo Julio.

    ResponderEliminar
  18. Los buenos lo tienen crudo en este mundo, es algo que siempre me llamó la atención. Los otros siempre en el punto de mira.
    Habrá que esperar al otro mundo a ver que pasa je je je
    Un abrazo Julio David
    Puri

    ResponderEliminar
  19. ¿Pero los malos se vuelven buenos? Me da a mí que eso solo pasa en las películas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Eso explicaría muchas cosas, pero muchas de verdad.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  21. La funcion de los malos es ser malos... No hay que buscar cinco pies al gato. No hay que complicarse la vida
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Pues yo lo veo una injusticia, pero vamos, tan grande como un camión, ¿tú no ves cómo los buenos siempre salimos perdiendo?
    SAludos.

    ResponderEliminar
  23. El cinismo elevado a su máxima pre...potencia.
    Ahí te envío un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola, Julio David! Un micro brutal, desde luego no solo es cosa de Dios. En nuestra sociedad como quieras hacer las cosas bien, te crujen, pero si eres una bala perdida te llueven los apoyos, los ánimos y las ayudas. Pero bueno, los caminos del Señor son inescrutables. Ironía fina de la buena. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  25. Hola, Julio David.
    Siempre se dice que los primeros que se van son los buenos.
    Pero tu relato, ¡uau! sin palabras. Muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. A mi me encantaría ser malvada, pero no me sale... Así que cualquier día de estos me topo con mi fecha de caducidad y me adelanto a todos los cretinos que he conocido en mi vida y que merecerían ir antes al otro barrio.

    Ahora en serio, creo como Nietzsche, que Dios es un invento del hombre y por eso cada quien lo hace a su imagen y semejanza.

    A mí me marcó mucho el Dios Padre sentado en su trono con un trángulo flotando sobre su cabeza con un ojo dentro, y que la paloma que polulaba entre él y su hijo fuera Dios, eso tan surrealista acabo con todos mis intentos de tener fe.

    Un micro genial, Julio, con mucha ironía y mala baba.

    ResponderEliminar
  27. muy bueno el microcuento, deja mucho a la interpretación de cada uno
    saludos!!!!

    ResponderEliminar
  28. En ocasiones reclamamos algo de justicia cuando las personas “buenas” se van antes que las que no lo son, de acuerdo al punto de vista de cada quien etiquetamos, existen seres que se encuentran bailando en la frontera entre ser buenos o ser malos, para ellos me imagino que la cuota de expectativa de vida es algo como un promedio, ni muy buenos para vivir poquito ni muy malos para vivir mucho.

    Hierba mala nunca muere, y sí, creo que debe ser así, vinimos a aprender y quienes actúan con maldad creo que no se han graduado y los tenemos repitiendo años a ver si entienden y hacen las cosas mejor.

    ResponderEliminar
  29. jajajajajaj, formidable

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  30. un poco meto en todo este dios chafardero y pinchauvas. si dejará a los buenos matar a los malos (si no los protegiera) , no tendría tanto trabajo, y la naturaleza seguiría su curso
    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Me encanta este relato, lleno de paradojas. Un dios incapaz de aprender lecciones, un reino de los cielos que no parece precisamente un premio, un mundo lleno de malos hechos a imagen y semejanza de dios... Si la maldad es el secreto de la vida eterna, me alegro de ser mortal.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Desde luego otro de tus micro relatos que se presta a muchas preguntas . Bueno o malo, ¿para quién? Y según que eternidad que se la queden;))
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Tremenda paradoja! Muy bueno!

    ResponderEliminar