miércoles, 26 de agosto de 2020

Disculpe, ¿usted sabe dónde está...?

“Siga por esta calle, doble en la siguiente, avance diagonalmente hasta la cóncava convexa. Cruce. Hay un puente pero no hay un puente. Devuélvase caminando siempre de frente. A veces se pasea un unicornio. Si lo encuentra, seguro llegó”.

Poco sé de la vida, menos entonces sobre esta ciudad. Y así, entrego direcciones inexactas cuando alguien me para por ahí y me pregunta por tal o cual lugar.

Un día, todas esas personas llegaron a mi casa:

-Cada dirección que nos diste nos trajo hasta aquí -dijo una de ellas.
-¿Y por qué? -respondí.
-Porque seguimos tan perdidos como tú.

10 comentarios:

  1. Que realidad!!!cariños.

    ResponderEliminar
  2. Todos caminos llegan a Roma....

    ResponderEliminar
  3. Con la cantidad de gente perdida, se le va a llenar la casa. Tal vez sea el precio secreto a pagar por no poder decir "no sé".

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. jajaa, me ha encantado. Todos acaban igual de perdidos y en el mismo sitio :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me recuerdas mi fantástica atracción para que siempre me paren por la calle para preguntar. Podría usarlo para montar alguna cosa y atenderlos cuando rehresen a mí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Vi una pegatina en la luna trasera de un coche que decía: "No me sigas, yo voy perdido también" Pues eso.

    Abzo

    ResponderEliminar
  7. Ni sé donde estoy.
    Ni sé si voy.
    Ni sé si vengo.
    Ni sé si soy.

    ResponderEliminar
  8. Jaja, que bueno!! Esperemos que no te demanden
    Saludosss

    ResponderEliminar
  9. A veces hay que perderse para encontrarse dicen,
    un abrazo

    ResponderEliminar