jueves, 20 de agosto de 2020

Ahora sí que sí

“Es hoy. ¿Por qué no? ¡Ya, basta! Menos preguntas se hace una tortuga y algunas viven, quizás por lo mismo, hasta 200 años. Yo no llegaré ni a la mitad y he dejado pasar, con pesar, ocasiones más que justificadas para destapar esta botella; regalo de mi papá. La próxima vez será, ¿pero cuándo? Y mientras el vino mejora con la espera, yo me voy degradando ¡Da igual! Inventaré un motivo... El atardecer. Voy a brindar por él. ¡Ah, pero me falta algo para picotear! Es eso y listo. Lo último para ser feliz”.

Salió a comprar y lo atropellaron.

26 comentarios:

  1. Aquí se dice: ”ogni lasciata è persa”... que vendría a ser algo así como: ”cada cosa que dejas pasar, está perdida”... y es una pena, sobre todo, cuando se trata de las oportunidades de pasarlo bien, de sonreír, de celebrar estar vivo...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. tus finales siempre....Ahhh Dios... hay que vivir... este instante...disfrutar este vino, este beso...esta lluvia...este sol... este HOY...dejar de guardar y acaparar para " un mañana que ni sabemos si existe"... Que sea una realidad...me ha gustado tu entrada... Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Me da pena tu protagonista, entendió que en la vida solo existe el "ahora", pero lo entendió tarde. Podías haberle dado una segunda oportunidad, en tu mano estaba.
    :)) SAludos.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡No sé si reír o llorar con el final!!!

    Brindo por ti y tu ingenio =)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. A mi esa botella me hubiera durado hasta el primer finde.

    No se si quiere decir que me la hubiera bebido o que me habrían atropellado antes.

    ResponderEliminar
  6. Cuando se le dan tantas vueltas, terminas eligiendo el peor momento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Una historia interesante, aunque debe terminar trágica y tristemente.

    Saludos desde Indonesia.

    ResponderEliminar
  8. Que sabes tu de los problèmas que se plantean las tortugas ????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si pensamos en las Tortugas Ninja, la tenían dificil tratando de derrotar a Shredder y sus aliados (también) mutantes.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  9. Quizá su papá no le dijo que cuando decidiera abrirlo lo iba a tomar con él si o si je... saludos

    ResponderEliminar
  10. Esa botella no se dejará abrir, casi seguro. El atropello pone el puno final perfecto a la procastinación ¿eh?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. ¿Tú eres de las que necesitan una excusa para descorchar una botella? Mira, como decía en otro blog hace un minuto, hoy para comer me voy a descorchar una botellita de Syrah porque.... ¡porque yo lo valgo!

    ;)

    P.D el domingo fatatas, pero esta noche...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Follo con fatatas? Jaja

      Pues fíjate que no, incluso destapé una botella antes de responderte. Una de agua, eso sí... Aunque sea viernes son recién las doce y media del día.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  12. Me mataste con el final, amigo !!!
    Aunque ya me voy acostumbrando. Es fascinante como tus letras andan siempre en el alambre.

    Un abrazo gigante y feliz viernes !!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Julio, vaya que mala suerte, entre unas cosas y otras la vida no se lo puso fácil.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Con final feliz!!!

    Ya no dudará más.

    ResponderEliminar
  15. No se puede esperar cuando la felicidad llama a la puerta.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Y bueno, seguro que alguien brindará con esa botella....
    Me hiciste acordar de un capítulo de Modern family.
    Justo se toca este tema.
    Saludos 😉

    ResponderEliminar
  17. Tal vez si hubiera esperado a un momento más propicio para descorchar esa botella estaría todavía vivo... Aunque nunca podemos estar seguros de cuál será el mejor momento, como tampoco sabemos cuándo dejaremos de estar aquí. No sirve de mucho hacer planes y tampoco sabemos vivir sin ellos, aunque sea en secreto... Parece que el final me puso un tanto pesimista, jeje.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Hace un abrazo reconfortante querida Alís? :))))))

      Eliminar
  18. El relato iba bien. Claro y determinado... El fallo fue salir de casa!

    Abrazo Julio. ¡Cuídate! Y si vas a descorchar algo, de interés, comparte.

    ResponderEliminar
  19. Buenos días, muchas gracias por tu visita y sobre todo por ese apunte.
    Un texto corto y conciso, la pena que no tenía una bola de cristal para saber el futuro que le esperaba.
    Un abrazo y muy feliz día.

    ResponderEliminar
  20. Hay días así, de los de son retorno... c'est la vie!

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Si ya había comprado el picoteo, ya era feliz...aunque lo que se comió fue un auto.

    Abzo

    ResponderEliminar
  22. Uy qué malísima suerte.


    Saludos

    ResponderEliminar