martes, 28 de julio de 2020

Verso

Entendió cómo el tiempo corre hacia atrás en un universo paralelo. ¡Y ni hemos descubierto uno! Pero él ya tiene la fórmula (por si acaso). Ahora participa en debates, organiza conferencias, concede entrevistas. Es la estrella, valga la redundancia, donde vaya. Su figura despierta mucha curiosidad, aunque repita las respuestas de siempre a preguntas como ¿hasta qué hora duerme el domingo? o ¿qué lo motivó a ser astrónomo?...

-Cuando niño, un invierno conté las estrellas que veía desde mi dormitorio. Eran 52.
-¿Solo 52? Uno esperaría que tuviera una revelación más grande.
-¿Y cuántas estrellas necesita la noche para sorprenderte?

26 comentarios:

  1. Una buena pregunta. ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. me han gustado mucho los textos que encontré en este blog!!! Te dejo un saludo!! esa frase final...-"¿Y cuántas estrellas necesita la noche para sorprenderte?2... nos hace reflexionar sobre cuantas cosas nos causan verdadera sorpresa y asombro..

    ResponderEliminar
  3. Yo con una ya me sorprendo. Soy de muy buen conformar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Qué buena respuesta. Contar hasta 52 estrellas ya es motivo para elegir profesión...y futuro

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Una estrella es suficiente para sorprenderme y tenerme horas observándola. Tantos misterios que encierra cada una...

    Algún secreto debe guardar el astrónomo con respecto a esas 52 estrellas si recuerda tan nítidamente el número.

    Un abrazo, Julio David

    ResponderEliminar
  6. Yo me duermo con una buen gorda que cada noche se asoma a mi ventana. El resto carece de importancia a su lado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Yo no haría otra cosa que mirar estrellas.
    No hay nada más hermoso.

    ResponderEliminar
  8. Si hubiera siete estrellas me preguntaría ¿pos ora qué pasó?

    ☹️☹️☹️

    ResponderEliminar
  9. Me encantó el blog y qué bueno conectar alguien más de Chile ya que tengo en su mayoría blogs amigos de España y Argentina, desde hoy te leeré.
    Gracias por pasarte por el mío,
    un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Yo también soy de Chile. Los sigo a los dos. Saludos para ambos.

      Eliminar
  10. Preguntas sin contestacion....

    ResponderEliminar
  11. Hola Julio David, las estrellas siempre sorprenden, desde la primera que aparece en el firmamento. ¿cincuenta y dos? yo me conforma con cincuenta y seis, es más, pronto nacerá otra y serán cincuenta y siete. Me quedo por aquí. Un abrazo y feliz jueves

    ResponderEliminar
  12. que bonito escribes, me has recordado alguna vez en mi juventud donde dormia en alguna azotea para estar mas cerca de las estrellas, besos

    ResponderEliminar
  13. Muy lindo texto.

    Besos al alma

    ResponderEliminar
  14. Tú. Una estrella. Ya nos sorprendes gratamente. Me gusta leerte. Y también mirar las estrellas.

    Más besos.

    ResponderEliminar
  15. Bueno, con una sola estrella en la vida es suficiente para iluminar cualquier noche, tal vez el universo pida más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. La noche es una sorpresa en sí misma. Pero pocos pueden verla.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  17. Buena respuesta para alguien cuya carencia parece no querer sorpresas. Todos tus relatos rebozan ternura. Abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Dicen que las estrellas no existen... Todas explotaron hace mil millones de años. Ahora, nos llega su luz, pero alli ya no hay nada... Eso dicen

    ResponderEliminar
  19. Nos hemos puesto de acuerdo, mi post también va de estrellas y es que las estrellas nunca dejan de sorprender o es augurio de que ya el tiempo va hacia atrás.
    SAludos.

    ResponderEliminar
  20. Precioso verso y si, cada estrella es un milagro y verlas lo es aún más

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  21. No suelo leer blogs de prosa, sobre todo cuando son muy extensos, pero aparte de tu brevedad (no conceptual, me gusta leer mucho en poco) creo que estás en el límite entre la prosa y la poesía.

    Te sigo.

    :))

    ResponderEliminar
  22. Yo le preguntaría ¿de qué sirven los universos paralelos si no los conocemos ni sabemos qué pasa en ellos?

    Seguro que con los astuto que parece me contesta con otra pregunta, como a la de las estrellas.

    ResponderEliminar

  23. como el día, la noche se cubre de insospechadas sorpresas de relucientes guiños.
    Mi saludo dejo aquí.

    ResponderEliminar
  24. Y cuánto desearía poder pasarme a cualquiera de esos universos paralelos.

    ResponderEliminar
  25. 52 estrellas qué lindo, con una que brilla lindo basta. Ya quisiera que el tiempo vaya para atrás y no para adelante. Saludos desde El Blog de Boris Estebitan.

    ResponderEliminar