domingo, 5 de enero de 2020

Ha llegado carta (5)

¿El amigo?

Oye, silenciosa, desnuda tus palabras. Ventílalas, aséalas. Prepara una fiesta de sonidos y estribillos. ¿Por qué callas? ¿Qué puñetazo o la sombra de qué dedo, qué grito reprimido te cierra la boca? ¿Qué te hice? Palabras más feas escupimos cada día: rencores, modas, tonteras. Tú ni con tu mudez me hablas. Pero habla por ti la risa de un niño y una llave que, ilusionada, sigue preguntando por tu puerta. A todas estas cosas yo les digo “tengan fe, paciencia”, mientras me desarmo y rearmo cada vez peor en la espera. No entiendo tu silencio. Abre ese ataúd y explícame.

¿La amiga?

Sobre mi silencio, polillas revolotean una luna atascada en mi garganta. Mi boca es una casa habitada por palabras nocturnas. Ni adentrando la mano hasta el ombligo podría extraer alguna luminosa, reconfortante. Solo mis pies han sabido expresar lo que deseo. Ellos avanzan a una velocidad bendita: mientras tú vienes atrás haciéndome preguntas, yo, adelante y en otro camino, llevo conmigo las respuestas que no compartiré con nadie. Perdida, olvidada, renovada, para que cuando aceche el pasado con sus cuchillos, no me deje convencer por su roce erótico antes de reabrir esa costra que también (aunque injustamente) lleva tu nombre.

Canción "She runs away" - Duncan Sheik

5 comentarios:

  1. El silencio siempre esconde dolor o ausencia. Cuando no ambas.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  2. "Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo digas" (Proverbio árabe.
    “Si los españoles habláramos sólo y exclusivamente de lo que sabemos, se produciría un gran silencio que nos permitiría pensar” (Manuel Azaña).
    “Las leyes guardan silencio cuando suenan las armas” (Cicerón).
    “La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio” (Cicerón).
    “Tendremos que arrepentirnos en esta generación no tanto de las acciones de la gente perversa, sino de los pasmosos silencios de la gente buena” (Martin Luther King).
    "Cuando la voz de un enemigo acusa, el silencio de un amigo condena" (Anónimo).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Mudos y ciegos.
    Sordos también.
    Así nos va.

    ResponderEliminar
  4. La cháchara porque sí no me gusta nada. Me encanta comunicarme, pero reconozco que hay silencios que son necesarios, y además sanadores.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Wow! Me impactó este texto. Duele, y a la vez es hermoso.

    Gracias por escribirlo

    Un abrazo

    ResponderEliminar