sábado, 11 de enero de 2020

Cuando ya no sabes cómo sacártelo de encima

“Parece que entraron a robar. Voy a ver qué pasa. Quédate aquí”. El hombre baja. A mitad de escalera se detiene. Entre sombras, una más oscura merodea. Ella también se asoma. El marido con una linterna alumbra al intruso. “¡Ándate o llamo a carabineros!”. El aludido voltea. Se congela. “¡Mira -dice la esposa- tiene cara de violador! ¡Me va a violar, defiéndeme, Jorge! ¡Y fíjate, se lleva tu notebook! ¡Atácalo! ¡Muévete!”. El ladrón deposita lo que iba a robar en el suelo, abre la puerta y corre. La mujer lo sigue y grita: “¡Vuelve, mi marido te miró feo! ¡¡¡Mátalooo!!!”.

20 comentarios:

  1. Una situación de lo más doméstica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. me gusta sonreir cuando leo lo que me gusta

    ResponderEliminar
  3. Jjajaja qué bueno ha estado este micro, con ganas se ha quedado ella de que la viole jajajaajaj.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  4. Los ladrones de ahora no son como los de antes. Ni matar a los maridos saben.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, hay que aprovechar las ocasiones cuando se dan.

    Me gustó cómo hablas de las sombras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. jaja, pues no sé, igual toca que el marido que no vuelva ¿no?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Vuelve recapacita y échame una manita...Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Seguramente quería que la violara, je,je. Todo no puede ser en este mundo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. un texto despiadado

    ResponderEliminar
  10. Por un lado sospecho que quiere ser violada por el desconocido y al ver que su marido no reacciona corre detrás para que el intruso atente contra su marido y sacárselo de encima. Extraños deseos la de esta tipa.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Entrar a robar, quisiera uno pensar, no debe ser algo demasiado sencillo...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Lástima que tampoco esta vez haya habido suerte para esta esposa harta del marido.

    Te dejo un abrazo, Julio David.


    ResponderEliminar
  13. No creo que quiera ser violada, lo que está buscando es provocar una pelea y como dice el título, para sacarse al marido de encima. ¡Tremendo!
    Un abrazo, Julio.

    ResponderEliminar
  14. Desde luego que la pobre escogió un sicario de lo más asustadizo, je, je, je... Un micro con mucho humor negro, algo que me encanta. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. 😲😱 me dejaste sin palabras....
    Terrible mujer.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Para estos arreglos hay que asegurarse bien de que el sicario no tiene escrúpulos ni miedo. Me hacer reir siempre con ese toque de humor negro que tan bien manejas, Julio. Me ha encantado.

    Ah te dejé una respuesta en mi blog, creo que te va a hacer gracia.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  17. ja, ja, ja Es muy bueno, Julio David.
    Qué mujer, terrible toda ella.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Joder con la tropa mi general!

    ResponderEliminar