jueves, 14 de marzo de 2019

El loco, el mago, el viajero

Golpean a la puerta. Veo a un sujeto vestido con una bata. “Techo y comida, solo eso pido por esta noche”. Le doy un portazo. Al rato salgo, me disculpo y lo invito a pasar. Lo alimento y él a cambio me cuenta historias fantásticas sobre viajes en el tiempo (supongo que escapó de un hospital psiquiátrico). “¿Cuándo empieza la primavera?”. “En septiembre”, le respondo. “De donde vengo solo se sabe de la primavera por libros, y me gustaría repoblar nuestro futuro con esta flor”. Y me deposita en la mano una orquídea subterránea, extinta ya por el cambio climático.

15 comentarios:

  1. De donde venia ,el pobre ? donde lo habiamos expédiado

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno. Qué tanto nos acercamos a ese día, amigo

    Un abrazo y feliz finde

    ResponderEliminar
  3. Ya está ocurriendo, y aún no queremos darnos por enterados.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. El refranero es sabio. Hay que escuchar a los locos y a los niños, porque son los que dicen las verdades. De Julio David no dice nada el refranero, pero también.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Quizá fuera una visita profética.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Este planeta quizás solo pueda ser salvado por un loco que viaja en el tiempo.
    Un abrazo, Julio.

    ResponderEliminar
  7. Nos llegan advertencias de todo tipo y nos las tomamos a broma o como locuras sin sentido. Ya lo pagaremos, ya...

    Un abrazo, tocayo :)

    ResponderEliminar
  8. Por fin una visita decente!!!

    ResponderEliminar
  9. Ay, que tiempos estos que nos ha tocado vivir...

    ResponderEliminar
  10. Ves lo que pasa por abrir la puerta a desconocidos?????

    ResponderEliminar
  11. Quizás los lunáticos de hoy lo sean porque son visionarios...

    ResponderEliminar
  12. Delicada y romántica tu crítica con orquidia incluida.

    Los locos son los que siguen pensando que nuestro Planeta es infinito para abastecer nuestras infinitas y estúpidas maneras de consumir sin control.

    Un beso,

    ResponderEliminar