viernes, 19 de enero de 2018

1890


NO HAY CASO. No me gusta esa especie de catalejo diabólico. Te captura el alma, ¿sabes? En serio, está más que confirmado. Te captura el alma y empiezas a morir deprisa. Más de lo normal. Por el bien de todos, espero que ese microscopio diabólico no prospere. ¿Te imaginas si en el futuro esto se masifica? ¡La humanidad va a desaparecer! Vamos a quedar atrapados en un papel y Dios, quién sabe cómo, tendrá que ingeniárselas para resucitarnos. Y quizás ni lo haga, por habernos entregado a estos avances científicos que solo traen desgracias.

Camina, hermana, no mires atrás. Vamos.

Imagen © Fuente

24 comentarios:

  1. De suceder, no creo que Dios se tome la molestia de resucirtarnos, no :))

    Es inquietante el final de tu micro, tocayo. ¿Acaso esos niños están solos en el mundo porque la peor previsión es una realidad? Ainsssss...

    Un saludito de viernes, ¡que lo pases bien el finde!

    ResponderEliminar
  2. No mires, no vaya a ser la de malas, muy bueno como siempre mi estimado Julio. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Hay quién se niega a cualquier avance.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Bien sabido es que la gente teme a lo desconocido. Algo que atrapa tu imagen no puede ser bueno, jeje
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Lo mismo decían de los ordenadores y teléfonos móviles, y míranos ahora...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. En muchos pueblos indígenas aún dicen que las fotografías secuestran el alma de las personas que son fotografiadas.... Bonito relato el que has construido a través de esa vieja foto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Cada avance tecnológico tuvo sus detractores, y según la época y la poca cultura de los pueblos aún mas .
    Un abrazo Julio David.

    ResponderEliminar
  8. Que locas tan magníficas... desvariando sin parar.
    Muy bueno.

    ResponderEliminar
  9. Aquellos de quienes otros tengan su imagen y conozcan su nombre están perdidos... Irremediablemente perdidos... Los magos antiguos ya lo sabían...

    ResponderEliminar
  10. Los artefactos se fueron multiplicando, pero el alama no llegó a quedar atrapada en ninguno. O tal vez sí. Muy imaginativo el texto para la foto de escribefino

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. No se parece pero me recordò la pelìcula del cìrculo, solo por el extremo uso de la tecnologìa, creo.
    Inquieta.

    ResponderEliminar
  12. Todavía existen personas de otras culturas que no se dejan fotografiar, pues suponen que la cámara les roba el alma al capturar su imagen.
    Todo es cuestión de miedos e ignorancias...pero por si acaso no miremos hacia atrás.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Madre mía, si esa creencia se confirmara más de media humanidad se "selficidaría". Me encantó, Julio David. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. No si por desvariar varia cualquiera

    ResponderEliminar
  15. Un genial desvario muy de la época, aunque ahora hay otras "crencias" que dan más grima que estas ingénuos miedos a los avances de la técnica.

    Imagina si les dices a estas dos, que "Dios no existe que lo mataron los hombres" Uhmmm, me encantaría ver sus caras.

    Un micro que le va como un guante a la imagen.

    Besos,

    ResponderEliminar
  16. Espero que nunca se llegue a descubrir nada que te pueda captar el alma, ya solo nos faltaría esto.
    Muy bueno, Julio D., e ingenioso como siempre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. No recuerdo qué pueblos son, que no se dejan fotografiar porque creen que les roba el alma y es que pensarlo así, es muy inquietante.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Las carga el diablo, como las armas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Muy bueno! Vaya uno a saber qué demonio puede utilizar esa imagen para una entrada en su propio sitio, sonde varias entidades oscuras comentarán al respecto

    Felicitaciones por el texto
    Saludos!

    ResponderEliminar
  20. Me encantó. Si estas mujeres pudieran ver lo que pasa hoy en día....
    Eres genial!

    ResponderEliminar
  21. Es probable que hayan sucedidos hechos así, de "huida", ante los "avances" de la humanidad.

    Leí en cierta ocasión que al inventor del paraguas, en aquellos tiempos, los "puritanos" le increpaban por haber creado algo que les separaba de la lluvia de Dios...

    Fuerte abrazo Julio.

    ResponderEliminar
  22. Bien hilvanado con la foto de entrada en su cierre el microrelato, pensaba que tiene que ver esas expresiones de rostro de sorpresa e imprevisto pero le diste buen cierre. Lo religioso quizá si sobraba un poco pero bien conteztualizado con la época. Bien me gustó 👍

    ResponderEliminar
  23. Cualquier cosa puede ya ocurrir ¿y nos sorprenderíamos?

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Hasta donde hemos llegado y no ha pasado nada.


    Un abrazo Julio

    ResponderEliminar