Viernes


LOS TRABAJADORES retornan a sus casas, sin importarles cuáles sean estas. Las puertas de los domicilios están abiertas, y hay niños jugando, música animada, luces multicolores, y parientes en torno a asados de cerdo y cervezas artesanales.

Los solitarios son bienvenidos a estas reuniones, ya que no hay quien que no merezca ser recibido por una familia cuando se vuelve del trabajo. Por este viernes dispones de hijos, padres y abuelos, porque ellos te verán como un familiar más, algo así como un tío o primo lejano. Y te preguntarán cómo estuvo tu semana, y te darán consejos y consuelo.

Jueves - Sábado

Imagen © Fuente

Comentarios

  1. Feliz viernes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Viernes por la tarde, en casa de regreso del trabajo: el mejor momento de la semana. Todo un fin de semana por delante. El domingo por la tarde vuelve a enturbiarse la cosa. Vuelta a comenzar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Vengo en seguida, amigo...

    ResponderEliminar
  4. Así debiera ser la vida..., o parecida!

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me parece bien. Feliz viernes!

    ResponderEliminar
  6. Dos días de fantasía...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Resultó ser un día bastante bonito.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Amigo, disfruta del fin de semana... Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. La rutina, maravillosa rutina. Y así una semana tras otra. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Ah viernes! Si no fuera porque en este día parecen terminar nuestros desvelos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho eso de llegar a cualquier lugar y ser bien recibido. Sería grandioso.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Todos los días deberían ser como los de tu relato del viernes.
    Llenos de expectativas, amables, relajados, hospitalarios y amorosos.
    Reconozco que me gustan los viernes desde siempre.
    Un beso,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tragicómico

Constelaciones

La oveja negra

Me gusta

Burka

Dulce o travesura

El rey del drama

¡Ay, amor!

Cucarachas