ARCANO MAYOR: El carro


TRAS EL GOLPE de estado y la consiguiente dictadura, un poblado en el extremo austral, medio perdido entre acantilados, florestas y montañas, fue de las pocas zonas geográficas que salvó de la red ideológica que el gobierno había extendido sobre el país.

Sabían por radio y rumores que llegaban de la ciudad más próxima, que el presidente había declarado el arresto, el exilio o el fusilamiento de los disidentes, mas su diario vivir continuaba siendo el de la hermandad.

Hasta que una mañana, todavía silenciosa, un tanque atravesó el pueblo y se instaló en la plaza.

Entonces empezaron a odiarse.

Comentarios

  1. Quel fléau, la guerre !

    ResponderEliminar
  2. Al final consiguen dividir.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Lo triste es que es una historia que aun hoy tiene vigencia. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Al fin y al cabo, el odio genera odio. ¿Y hay algo más odioso que un arma que destruye la paz?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola de nuevo, Julio D.! Feliz año para ti.
    Tan solo te diré al respecto de tu post que odio la palabra "odiarse".
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Todo en "orden".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Es la más triste de las realidades.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Me gustan tus arcanos mayores. Les dotas de visiones para nada premonitorias, sino de realidades tangibles

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El juez New Age

Cucarachas

El rey del drama

Rutina en la rutina

El mejor amigo

Carta desde el futuro: cambio climático (4)

Amor a primera vista (toda una vida)