viernes, 10 de agosto de 2018

Ha llegado carta (3)

Querido Fernando:

Vivir te regala algo hermoso: experiencia. Y con ella, la sabiduría para distinguir lo que te conviene de lo que no. Soy una mujer segura de lo que quiere. Sin embargo cuando te rechacé, cuando te preferí como amigo, poco entendía a mi corazón. Por ese entonces me enamoraban los “tipos malos” y no porque me gustara el drama… O quizás sí y creía que mi amor los transformaría. 

Tu dulzura, tus halagos, esa preocupación por mi bienestar, me levantaba el ego pero no me bajaba los calzones. Tarde vine a entender lo que perdí. Hoy te amo.

Querida amiga:

Gracias, pero tengo dignidad. No pretendas confundirme: secretamente preferirás a los cabrones. Es la clase de macho que te calienta y está bien, porque el amor es también pasión. Pero vas quedándote sola, los cabrones indomables no te pescan, entonces recurres al ingenuo que asumes todavía espera por ti. Me ves un hombre tan bueno que te resulto alguien débil, sin carácter y esto te da (y te dará) pie para rechazarme y recuperarme cuando quieras. 

Tranquila: no estabas obligada a amarme en ese tiempo. Por eso yo tampoco me siento mal diciéndote que ya no te amo.

8 comentarios:

  1. Hay siempre uno que ama cuando el otro no,Eros malicioso !

    ResponderEliminar
  2. Fernando tuvo mucha suerte...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Fernando estaba enamorado y es bueno, pero no gilipollas.
    Muy buena entrada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. El hecho de ser buena persona no significa no tener amor propio. Siempre he dicho que las personas tenemos que ser consecuentes con las decisiones que tomamos. Un besote!!

    ResponderEliminar
  5. Una cruda realidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Bien por el tipo. Tiene dignidad y no se siente segundo plato para la oportunista desengañada de los brutos.
    Muy real, por desgracia.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. La respuesta de Fernando es muy inteligente.
    Me encantó el micro.
    Un abrazo, Julio.

    ResponderEliminar
  8. Este tipo sabe lo que ganó perdiendo a esa mujer

    Muy bueno. Un abrazo

    ResponderEliminar