sábado, 14 de julio de 2018

Realmente feliz

A UN AMIGO con depresión, le escribí un microrrelato. Lo guardé en un sobre y al reverso puse “Léelo cuando estés realmente feliz”. Con la curiosidad a tope, lentamente mi amigo se obligó a experimentar momentos que lo acercaran a la felicidad. Escaló un cerro, se bañó en el mar desnudo y hasta venció otro miedo: se lanzó en parapente. Luego al teléfono me dijo: “Te prometo Julio que en pleno vuelo, abrí el sobre y leí tu microrrelato: ¡pocas veces me reí tanto en la vida!”.

¿Quieres saber qué dice el microrrelato?

No dice nada. Está todo en blanco.

Imagen © Fuente

14 comentarios:

  1. Genial astucia. Buena receta por amigos depresivos !

    ResponderEliminar
  2. Estrategia donde las haya. Acercarse a la felicidad pasa por hacer, sin temores, lo que uno desea, y siempre es de epaso en paso.

    Ese texto, la nada en especial, es un buen texto en este caso. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Julio, que maravilla lo que le hiciste a tu amigo, me lo imagino partirse de risa al abrir el sobre y ver la hoja en blanco, amigos como tu son los que se necesitan en esos momentos, me has dado una buenísima idea para una hermana que esta pasando por momentos similares.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues mira, si la curiosidad le hizo buscar la felicidad, bendita sea la curiosidad. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Afortunadamente su depresión no era muy grave.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Una excelente idea para estimular a la acción y con la acción la energía vuelve a circular.
    ¡Muy bueno, Julio!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Algunas personas necesitan el empujón adecuado para salir de ciertas situaciones.
    Otras no lo logran nunca.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  8. La curiosidad nos empuja a salir del cascarón y experimentar la felicidad de las maneras más inusitadas.
    Muy bueno Julio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Un sobre misterioso, como acicate para la superación de un estado depresivo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Brillante micro. Brillante moraleja. Brillante historia. Enhorabuena, Julio David, un micro redondo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. La mente a veces juega a nuestro favor y la sugestión puede más que muchas terapias. Una idea (y micro) excelente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Magnifico, amigo... Magnifico

    ResponderEliminar
  13. Jajajaja Excelente!!!

    Saludos =)))

    ResponderEliminar