martes, 22 de mayo de 2018

La venganza de la marginada

“ELIZABETH, te advertí que no jugaras en el pasillo, mira, rompiste el florero. Ahora las dos se acuestan, castigadas. Que esto igual sirva de escarmiento a ti, Roberta”. Cada vez que Elizabeth, la favorita de mamá, se porta mal, la mujer le recrimina a ella y a Roberta, a pesar de que esta última es dócil y obediente. Mas esa noche cuando la madre sale del dormitorio, Roberta salta de la cama y la empuja por la escalera, creyendo, en su inocencia, lo justo que sería que a Elizabeth también se le castigue por algo que no ha hecho.

Imagen © Fuente

11 comentarios:

  1. Es lo que tiene esperar a que una gota colme el vaso en vez de ir vaciándolo de vez en cuando: hay mucha agua acumulada y nadie se explica de dónde ha salido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Como bien dices, en su inocencia cree en la culpa compartida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ufff, qué chungo... aunque comprensible en cierta forma. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Es que la lógica de un niño es implacable. Y cuando se trata de preferidos, es asunto difícil y doloroso.
    Abrazos Julio.

    ResponderEliminar
  5. Qué perjudicada veo a la pobre Roberta!! Creo que después de la "caída" de su madre, de inocencia le va a quedar poco.
    Un micro genial, Julio David

    ResponderEliminar
  6. Es lo que pasa cuando siempre se resalta lo malo, en vez de premiar lo bueno. Como cuando nos castigaban a todos en el colegio por las bobadas de un par. Un micro macabro y de una maldad deliciosa. Me encantó, Julio David. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Justo es que si se comparten las culpas ajenas, se aplique el mismo principio en ambos sentidos, jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. La paciencia tiene el límite justo que la lógica nos dicta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Esa manía de extender los castigos hace que se acumulen rencores, mal asunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Sin dudas, es lo que corresponde.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar