La maleza


ASEGURA que si en Marte florecieran, por muy feos, atisbos de hierba, la humanidad, histérica, velaría por esa manifestación de vida a cualquier precio. En nuestro mundo, aunque abunde, la maleza es una excepción dentro del sistema solar. Y es por este respeto sagrado que la dejó crecer. 
Claro, eso asegura ella. Pero el motivo es otro, y es más chiflado porque concierne al corazón. Entre la maleza, alta, tupida, cree distinguir a su esposo revisitando el jardín que tanto amó. Se enteraran los hijos, ordenarían desmalezarlo todo y a ella internarla.

No. Este diciembre 31 no lo pasará sola.

Imagen © Fuente

Comentarios

  1. Que no se enteren por favor, que la internarán... los hijos cuando crecen se vuelven hienas.

    ResponderEliminar
  2. Es dificil distinguir entre el mundo real y el mundo de la ilusion...
    Feliz año, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente 2018, Ildefonso.
      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  3. Por la noche vieja , no piensas en Mars dédicate à Vénus !

    ResponderEliminar
  4. Vivir de ilusiones no es malo si así nos mantenemos con vida y somos felices. ¡Cuánta incomprensión!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. No sé si las ilusiones son entre las malezas, pero, por si acaso, que en Marte no encuentren nunca maleza que haga pensar en invadir un lugar, cuando no hemos sabido cuidar nuestro planeta

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Parece que todas las cosas del corazón son consideradas chifladuras.
    A veces lo son, pero resultan tan hermosas...
    ¡Muy feliz 2018, Julio!
    Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pócimas, conjuros y buenos deseos.
      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  7. Dejemos que siga su curso

    ResponderEliminar
  8. Respuestas
    1. ¡Gracias, Alfred! Que nos sea tan nuevo como bueno
      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  9. Ese jardín tiene mucho, pero que mucho, misterio. Feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡El más feliz de todos!
      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  10. Y entre la maleza ¿Se encontrará el cuerpo del compañero que amó su jardín? Los hijos aclararán el misterio cuando crezcan, si es que les gusta la jardinería ¡Claro!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno, y duro. Cuánta maleza nos rodea. Me ha gustado, felicidades.

    ResponderEliminar
  12. Hay tanto "chalado" al que se llama "normal".
    Feliz año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conxita, igualmente. Ahora sí empieza a ser feliz el año.
      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  13. Hola....que no se enteren los hijos.......nunca....que siga creciendo la maleza..un gusto leerte

    ResponderEliminar
  14. Que la dejen en paz en su jardín asilvestrado y mágico.
    Me encantó el relato.
    Un beso,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Pónganse de acuerdo

El caso del Padre Alberto

Carta desde el futuro: cambio climático (5)

Tu boca

El Gran Atractor

(Todo va) Acorde al plan

El bastón

El cerdo

Sola

El estuche