Burka


¿CÓMO complacer a Dios, siendo él eterno? Quizás no podamos satisfacerlo nunca, pero redoblaremos nuestros esfuerzos para que premie, por último, el sacrificio. Yo, rey de Todonosmolestastán, apoyado por países como

Puedequehastarespirarseapecadostán & 

Nosotrosconfirmamosquerespirartambienespecadostán,

decreto que el burka, usado por las mujeres para ocultar sus vergüenzas, se extienda a todo lo femenino. Por lo pronto, perras y gatas. Hagámoslo por el bien de Dios, que es propenso a la cólera. Por el hombre, que es propenso a la perversión. Y por la mujer, que es propensa a… No, la mujer no es propensa a nada. La mujer no tiene alma.

Comentarios

  1. Es una práctica para anular a la mujer. No creo que sólo se guarden su belleza para sus esposos en casa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. 2017 y millones y millones de mujeres sometidas a la sinrazón de unos desequilibrados mentales.
    No puedo entenderlo.

    ResponderEliminar
  3. Ahí andamos, como los cangrejos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Julio DAvid:
    ¡Válgame con este Dios del pretérito imperfecto y futuro indefinido!

    ¡Cuánto me recuerda este rey de Todonosmolestastán al necrófilo de Barba Azul!

    Un abrazo con sonrisas.

    ResponderEliminar
  5. No sé si ese dios (si es que existe) es tan severo y malhumorado... así es como nos lo vendieron.
    El ser humano está lleno de incoherencias: por un lado quiere viajar a otras galaxias y por otro sigue vigente el desprecio por la mujer y no solo por aquellos que la obligan a cubrirse con burkas.
    Saludos amistosos, Julio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Permíteme Mirella, con respeto y aprecio... y cierto desenfado :)))))

      La duda es razonable, dado que lo que nos "vendieron" no encaja en las "realidades" de este mundo... Pero la solución es simple!

      Si compras o te regalan una prenda o algo que no te sirve, ¿te quedas con ello? Posiblemente no. ¡Lo devuelvas sin más y adquieras algo realmente útil!

      Con dios/Dios sucede lo mismo.

      ¡Devuélveselo a quienes te lo vendieron! A qué cargar con algo, no solo inutil, sino perjudicial: ¡las creencias sobre algo que no es!

      Abrazo.

      Eliminar
  6. Un micro demoledor, tocayo. Nunca leí tanta verdad y tan dura, una crítica tan ácida y tan justa en tan pocos renglones. ¡Bien por ti!

    Un saludito de viernes.

    ResponderEliminar
  7. Al paso que vamos por nuestros lares, pronto volverán las mantillas, eso sí, con lindas puntillitas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. La intransigencia y el totalitarismo al poder. ¡Qué horror!

    ResponderEliminar
  9. Es a proposito que la imagen queda negra ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, como una metáfora al burka.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  10. Tal vez no haya “nadie” a quien complacer… Y sí ESO a tener en cuenta… que, tal vez, todos somos, ¡Todo Es!

    El burka… eso tan gráfico y denigrante para la mujer que, visto desde nuestra cultura, escandaliza!

    ¿Somos conscientes, en nuestra cultura y sociedad, de “otros denigrantes gráficos” en mujeres y hombres?

    Abrazo, Julio.

    ResponderEliminar
  11. Se estancaron en la edad media, la época oscura de una humanidad que avanza un paso y retrocede tres.
    Saludos julio.

    ResponderEliminar
  12. Estamos involucionando. No hay duda. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Cómo debe de regocijarse ese tal Dios sabiendo las sandeces y atrocidades que se cometen en su nombre, especialmente a las mujeres.
    Religión, el opio del pueblo sin duda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Si la razón sirve para tapar a las mujeres, puestos a llevar al extremo el dogma, claro que todo lo femenino pudiera ser tapado. Un burka para la mar se me hace muy grande, pero los integristas encontrarían la manera. Una vergüenza el tema de llevar tapadas a sus mujeres. Tal vez porque miran demasiado a las que vamos sin tapar, y creen que todos son como ellos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. El texto, tan corto y llevado a una exageración que, por desgracia, no lo es tanto, impacta más. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Excelente y terrible micro. En nombre de ... se cometen las peores barbaridades, me molesta muchísimo esos que hablan en nombre de otros y lo interpretan de forma rastrera para someter y denigrar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Demoledor y terrible lo que este micro muestra ,no tengo más palabras para acompañar este texto.
    Un abrazo Julio David.
    Puri

    ResponderEliminar
  18. Impactante y aplastante para la mujer, en la que se le anula. ¿Cómo no tener alma la mujer?

    Besos y más besos.

    ResponderEliminar
  19. Me parece muy tremendista ese "Dios propenso a la cólera" y "la mujer no tiene alma", es un pensamiento muuuy retrógado.
    Besos, Julio D.

    ResponderEliminar
  20. Es inexplicable que el sexo que concibe y cobija la vida haya sido reprimido en tantas culturas. La intransigencia es desde luego el primer ejemplo de globalización. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Dios es hombre. Con eso se dice todo.


    Abrazo

    ResponderEliminar
  22. Pues vaya dios que nos traes... Vaya dios...

    ResponderEliminar
  23. Cualquier cosa en nombre de Dios... Me encanta esa excusa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Nos decía Nietzsche que "El hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza. Y que tener fe es no querer saber la verdad.

    Así que partiendo de que Dios no existe, que lo mataron los hombres, vemos que esos mismos hombres son los "inventores" del burka que encierra a la mujer a la que temen y envidian.

    Porque ella es luminosa, crea vida, le importa menos tener alma, y más tener un techo que la cobije a ella y a sus hijas, unas leyes que las protejan y no las discriminen.

    Ese ingenioso modo de representar el burka, fundido a negro, Julio, para mí se convierte en la nada y en la oscuridad en que transitan por la vida los hombres que no aman a las mujeres. Y no saben lo que se pierden.

    Por aquí cerca también tenemos unos cuantos de esos, demasiados, aunque no nos obliguen a mirar por una rendija.

    Un beso,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dulce o travesura

La prisionera

El rey del drama

Cucarachas

El juez New Age

El mejor amigo

Aquí estoy, hija

Mientras tanto

Miércoles