El rey del drama


CUANDO llueve, extiendo el paraguas, lo volteo y lo deposito en el patio, para que así se llene de agua. Y lo dejo inamovible, tal cual, hasta que termina el invierno. Ya en primavera, lo levanto y el agua contenida en su interior, en vez de caer de golpe, lo hace con calma, filtrada no sé cómo, como si lloviera. 

Generalmente solo llueve en invierno, como si la melancolía fuese patrimonio exclusivo de esa estación. Sin embargo las cosas malas se siguen sucediendo siempre, y en momentos así, aun habiendo sol, abro mi paraguas, me empapo y me siento completo.

Imagen © Fuente

Comentarios

  1. Algunos necesitan drama en sus vidas de forma continuada, sin ello no encuentran el sentido de sus existencias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Et toujours danser sous la pluie !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jusqu'à ce que je me réveille de mon sommeil.

      Une étreinte psychologique.

      Eliminar
  3. Me gusta que llueva, pero no la lluvia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Un hombre con un paraguas agujereado y actitudes surrealistas.
    Me gustó mucho la imagen del final.
    Saludos, Julio.

    ResponderEliminar
  5. No en vano hay duchas efecto lluvia. Relaja sin duda. Pero es original el uso de ese paraguas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Si es que hay gente a la que le gusta sufrir, está claro. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Cualquier cosa que nos ayude a sentirnos mejor está bien. Si a tu prota le gusta empaparse, bienvenido sea con tal de que no pille un resfriado. Más que dramático encuentro que es poético :))

    ¡Saludos mojados, Tocayo!

    ResponderEliminar
  8. Ay, la lluvia... Que cosa tan buena cuando se deja caer mansamente...

    ResponderEliminar
  9. El agua, ese bien tan preciado, también sirve para hacernos sentir bien. Siempre llueve a gusto de algunos. Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Dicen que sarna con gusto no pica, y creo que para el protagonista se puede cambiar a "lluvia con gusto no empapa".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. La melancolía no es la mejor compañera de viaje, de hecho llegó a ser considerada como un pecado capital llamado Acedia. Mejor es que como Gene Kelly utilice ese agua para bailar y cantar. Micro incisivo, Julio David. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Si fuera por mí llovería todos los días.
    Sin parar.
    De forma tempestuosa.
    Hasta que el agua acabara con todo.

    ResponderEliminar
  13. Ni la nostalgia ni la lluvia son patrimonio exclusivo del invierno, de la misma forma que ni una ni otra son de gusto de todos.
    Creo que pillé tu implícito mensaje ;-)
    Un beso, Julio D.

    ResponderEliminar
  14. No me gusta nada la lluvia, yo prefiero los días con sol que los días lluviosos, que parecen tristones, aunque considero es necesaria.

    Besos y besos.

    ResponderEliminar
  15. A mi me llueve todo el año con o sin paraguas.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dulce o travesura

La prisionera

Burka

Cucarachas

El juez New Age

El mejor amigo

Aquí estoy, hija

Mientras tanto

Miércoles