Cucarachas


POR LAS SILENCIOSAS avenidas de las capitales del mundo, se pasean naves extraterrestres. Han pasado décadas desde la Tercera Guerra Mundial, cuyo holocausto nuclear despertó una actividad volcánica que techó el cielo del planeta Tierra de ceniza; impenetrable al paso del sol.

Una lluvia tenue acaricia el traje del piloto de una nave, la que se posó sobre lo que parecen ser los restos de la torre Eiffel. Se arrodilla y se queda mirando una cucaracha muerta. “¿Por qué llora?”, le pregunta el copiloto. “Porque los seres humanos fracasaron en todo, incluso hasta en predecir la sobrevivencia de estos bichitos”. 

Imagen © Fuente

Comentarios

  1. ¿Bichitos? Son los bichos más asquerosos de la tierra (bueno, al menos en mi opinión). Sería de las pocas cosas que no me apenaría que desaparecieran de la Tierra para siempre...

    Un panorama desolador el que describes en tu micro, tocayo. Espero que sea pura ficción para siempre :)

    ¡Un saludo y feliz día!

    ResponderEliminar
  2. Eso no es nada un cuente fantastico, sino una previsible realidad.

    ResponderEliminar
  3. No me gustan nada pero sería un shock descubrir que esos seres que consideramos casi inextinguibles, no lo son tanto. Besotes!!

    ResponderEliminar
  4. Me causa "yuyu" el sonido que produce al aplastar una cucaracha, ups qué poco me gustan las cucarachas, aunque si me dieran a elegir ratas o cucarachas creo que me quedaría con estas últimas .

    Un placer leer tu micro, siempre me sorprendes.

    Besos y más besos.

    ResponderEliminar
  5. ufff, muy fuerte tu relato, y pensar que seguimos exterminando especies, y nuestro habitat...

    ResponderEliminar
  6. Cuántas cosas que solo parecían pertenecer a la ciencia ficción se han realizado...
    El panorama actual del mundo no dista tanto de una Tercera Guerra Mundial, considerando a los locos que detentan el poder.
    Esperemos que quede solo en tu micro y las cucarachas sigan circulando por el planeta.
    Un abrazo, Julio.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que tras un holocausto tendrían más posibilidades de sobrevivir los abogados. Je,je. Es broma.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que el ser humano no da una. Hasta las cucarachas con capaces de extinguirse por llevarle la contraria.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Vaya, hasta en esto se equivocaron. Siempre dijeron, que en caso de una guerra atómica, los insectos serían los únicos supervivientes, sobre todo las cucarachas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Esos insectos sobrevivirán a la estupidez de los humanos. Post imaginativo, que me ha encantado


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. A mí todavía me cuesta creer que las cucarachas puedan sobrevivir a una explosión, pero quién sabe. Espero estar todavía muy lejos de comprobar si lo que ocurre en este original relato sería verdad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. No es que me gusten especialmente las cucarachas, (¡ni ningún bicho, vamos!), pero leyendo el desenlace siento pena de que así sea.
    Un gran micro, Julio David.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Eso ocurrirá.
    Fijo que sí.

    Buen relato.

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno, Julio David. Es verdad que ante la locura del ser humano ni las cucarachas pueden tener asegurada la supervivencia. Leyéndolo he tenido el flash del final del planeta de los simios. Brillante. Saludos

    ResponderEliminar
  15. Saludos, Julio David.

    A mí me ha pasado igual que a David Rubio, tu relato me ha traído a la mente la famosa secuencia final de EL PLANETA DE LOS SIMIOS. Por un momento temí que el protagonista de tu cuento cogiese la cucaracha entre los dedos y, arrodillado, gritase al vacío: "¡Malditos! ¡Lo habéis destruido todo! ¡Yo os maldigo! ¡Maldigo las guerras! Aunque, qué coño, si os habéis cargado estos bichos asquerosos...bah, por mí vale. Con el asquito que dan. ¡Puag, qué yuyu, por Dios!".

    Saludos, Julio David. : )

    ResponderEliminar
  16. Pues mira que en esta ocasión me alegro que esos asquerosos bichos no resistan. Aiii uiggg son odiosos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Es cierto... No damos ni una... Y eso que nos creemos que somos los reyes del Mambo...

    ResponderEliminar
  18. Me alegro de venir a tu casa a verte pero lo siento, por otra parte no puedo con ellasl Las odiooooo.
    Un beso, Julio D.

    ResponderEliminar
  19. Es que las cucarachas no son inmortales, que aguanten radiación no significa que puedan vivir sin aire. A lo mejor había muerto de vieja la probre.

    Ahora en serio, un buen relato apocaliptico que pone en parte los pelos de punta con las cosas que están pasando ahora. Espero que no sólo las cucaraches aguanten lo que sea que venga.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Mira por donde, Julio, yo que tengo fobia a las cucarachas, acabo de enternecerme con tu relato. Y es que Blade Runner me marcó mucho, sobre todo el hermoso androide que sostenía una paloma bajo la lluvia y decía aquello tan hermoso de "todo se perderá como lágrimas en la lluvia"

    La foto y tu anstronauta sensible me lo recordaron.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  21. ¿Qué esperanza tiene el ser humano si las cucarachas no sobreviven? Tanto luchar para terminar muriendo como todos.



    Un abrazo


    ResponderEliminar
  22. Ja, ja, esa loca idea de las cucarachas es mundial. Qué buen cierre.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dulce o travesura

La prisionera

Burka

El rey del drama

El juez New Age

El mejor amigo

Aquí estoy, hija

Mientras tanto

Miércoles