ARCANO MAYOR: El sol


EL TIEMPO, inexorable, avanzará, tal como ha venido acumulando días y noches desde la formación del planeta Tierra hasta llegar a hoy, a este momento, 4500 millones de años después. En 1000 millones de años más, cifra que nos parece ilimitada pero que se hará presente sí o sí, el sol aumentará su luminosidad y grosor, y evaporará a nuestro mundo; con sus fronteras bien cuidadas, su artillería imponente, gobiernos, estatuas, mausoleos, cruces.

Los átomos de lo que alguna vez fue la Tierra y el gran sistema solar, se esparcirán y perderán por la galaxia, junto con tu todopoderoso ego.

Comentarios

  1. Mi mente no es capaz de asimilar esos mil millones de años. Si hoy no somos nadie en esta Tierra, entonces ya no quiero ni pensarlo.
    Muy bueno, Julio D.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Nuestra insignificancia hace todavía más ridícula nuestra prepotencia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Puede sonar a tópico, pero es que realmente no somos nada, por más importantes que nos creamos nosotros o nuestras creaciones. Un poquito de humildad en ciertos momentos y una forma más relativa de tomarnos las cosas estaría bien...

    Buen post, tocayo, me has puesto a pensar :))

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Como el hombre no le ponga remedio, dentro de 1000 millones de años no quedarán jardines para dar de comer a ese sol destructor. Llegará el día, por muy remoto que ahora nos parezca, en que el planeta Tierra será inexorablemente reducido a los átomos de los que se formó. De los átomos vienes y en átomos te convertirás.
    Un abrazo, ahora que podemos.

    ResponderEliminar
  5. Esto es así. Más me vale haberme descompuesto del todo llegado ese momento, porque de lo contrario me voy a quemar seguro :P

    ResponderEliminar
  6. Casa cosa pequena o grande tiene su final .

    ResponderEliminar
  7. Si es que no somos nada. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. O sea que somos un grano de nada en la tierra.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Biennnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Sobre todo que desaparezca ese maldito ego.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Seguro que hasta en las hormigas hay gente prepotente... Seguro...

    ResponderEliminar
  12. Porque somos insignificantes y no lo toleramos creemos ser el sol y centro del universo.
    ¡Muy bueno, Julio!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. ...Y tiranos, si es que ha de desaparecer todo.
    Intenso como las profecías de Nostradamus.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Así es, y nosotros tontos del culo por creernos los amos del mundo y si me apuras del Universo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Ideales del superego, realidad mundo exterior

    ResponderEliminar
  16. Nada es más cierto que sentirnos el ombligo del mundo y despertar de repente al saber que estamos de paso.
    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  17. Es que somos minúsculos aunque algunos se empeñen.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. No somos nada en este inmenso universo, aunque algunos se consideren reinos del mismo. ¡ Que ilusos !.
    Un abrazo Julio David.
    Puri

    ResponderEliminar
  19. Es muy probable que pase, pero, por suerte, no estaré para verlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Real, tremendo, ¿liberador?

    Este micro bien podría ser una excelente crónica breve de una muerte anunciada.

    Ah, Julio, me encantó tu comentario en el Almacén. Gracias.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  21. Me gusta tu blog. Lo leo y no soy de comentar pero me gusta mucho. Hoy me trajo a este blog un comentario que leí tuyo en otro blog y me pareció muy sincero.
    Un abrazo

    ResponderEliminar


  22. Todo comienzo tiene su final.
    Soms nada en el universo, Aunque a veces nos creamos ser sus creadores.
    Me encantó el relato
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El juez New Age

Cucarachas

El rey del drama

Rutina en la rutina

El mejor amigo

Carta desde el futuro: cambio climático (4)

Amor a primera vista (toda una vida)