ARCANO MAYOR: La estrella


DESPUNTABA la luna en el horizonte, y aprovechó para relatarme lo que sabe sobre el cielo. Y a pesar de que los datos cósmicos que me entregó estaban erróneos y se volvían todavía más descabellados a medida que me los nombraba, preferí no corregirlo para no estropear el momento; su entusiasmo y convicción. 

De verdad me daban ganas de creerle, por ejemplo, cuando me dijo que las estrellas son faros que guían a las almas al infinito. 

Días después, dejé “accidentalmente” un libro de astronomía junto a su cama. Noches después, encontré un libro de poesía junto a la mía.

Comentarios

  1. La primera parte acertada. La segunda, la otra cara de la moneda.

    Breves relatos que gusta leer, Julio.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. La sciencia y la poesia pueden vivir juntas...

    ResponderEliminar
  3. Lección devuelta.
    Buen micro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No siempre el que parece saber menos debe aprender más. Muchas veces nos sobren conocimientos y nos falta imaginación y fantasía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. En verdad qué bonito lo que has dicho y a mi también me gustaría creer que las estrellas son faros que guían a las almas al infinito, me encantó esa frase.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Jo, qué final más espectacular!!! Es precioso, enhorabuena.
    Besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  7. No tiene por qué estar reñido. Mi madre es científica y adora la poesía. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Intercambio de lecciones ;)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. No siempre se comparten las mismas ideas, pero lo que vale es el respeto.
    Un final muy bonito, Julio.

    ResponderEliminar
  10. Un final genial y hermoso con el que me siento muy identificada.

    Para mí es más importante la "poesía" del Universo, pero tampoco me importa mirar detrás y descubrir la ciencia más racional.

    Lo mejor de tu relato es la manera sútil de mostrarle al otro que podemos pensar y razonar distinto y que todos somos ignorantes, aunque no de lo mismo.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  11. Si algo tengo claro es que las estrellas son los faros que guian a las almas al mas alla... Eso, amigo, es cosa sabida... Ya lo sabían incluso los antiguos egipcios

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Muy bonito, no siempre se tiene que pensar lo mismo pero las diferencias también unen desde el respeto y la aceptación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Esa relación tiene un maravilloso futuro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Las estrellas y sus infinitos destellos dándole significado a quien osa mirar el cielo.


    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Qué buen complemento, sí señor.
    Un saludo, Julio D.

    ResponderEliminar
  16. Lo racional y lo emocional pueden convivir. Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Ahora sé de dónde viene eso de ojos como luceros y todas esas cosas imposibles...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tragicómico

Constelaciones

La oveja negra

Me gusta

Burka

Dulce o travesura

El rey del drama

¡Ay, amor!

Viernes

Cucarachas