ARCANO MAYOR: El juicio


SOÑÉ con una adolescente saudí. Me explicó que fue condenada a la lapidación por haber sido violada, y que ya estaba próxima a ser ajusticiada por unos religiosos embrutecidos. “Te pido que cuando las piedras toquen mi cuerpo, estas se conviertan en manzanillas; mi flor favorita de pequeña”. Cumplí su deseo. El fenómeno sacudió al mundo. Ella no paraba de sonreír.

“¡Qué insensato! -dije al despertar-. Hay que actuar en la realidad para ver cambios reales”.

Igualmente busqué por todos lados si alguna saudí confesa salvó de milagro, y para mi sorpresa encontré esa noticia: está aquí, en este microrrelato.

Comentarios

  1. ¿Qué es la vida? Un frenesí.
    ¿Qué es la vida? Una ilusión,
    una microrrelación...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pues no podía ser de otro modo, tratándose de una fantasía más propia de un mundo irreal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Te quiero Arcano Mayor !

    ResponderEliminar
  4. Sí Julio, aquí está, al menos. Muy bueno también.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Lo conseguiste! Salvaste a una pobre victima.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Pues ya está en algún sitio. A ver si conseguimos que aparezca más a menudo. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Los saudíes... qué majos...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hay que actuar en tierra firme, efectivamente.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No se puede creer las cosas que pasan en el mundo todavía.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. La fantasía nos libera de la opresión de la cruda realidad.
    ¡Ojala! fuéramos capaces de cambiar estas situaciones escribiendo bonitos finales.
    Un saludo Julio

    ResponderEliminar
  11. Muy buen relato, Julio, acertado tema y bien desarrollado. Delicado.

    Y sí, cabe que más pronto que tarde esas piedras de intolerancia e ignorancia se conviertan en manzanilla... Y no sólo en Arabia Saudita.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno. Ojalá no solo estuviera en tus letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Tiene mucho mérito estas fantasías siempre que sean fruto de casos verídicos como parece ser que es este caso.
    Un abrazo Julio D.
    Puri

    ResponderEliminar
  14. Gracias a las palabras la vida adquiere otro significado... Todo es posible...

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué pena que la realidad supere a la ficción en el sufrimiento! Me ha gustado pasar por aquí. Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Un delicado relato con ironía para abordar un tema tan vil como estúpido por parte de los "jueces" y tan injusto y perverso para la víctima.

    Ah, las religiones y los fanatismos, también deberían transformarse en flores de manzanilla y volar.

    ¿Quien es capaz de volar y ser cruel después?

    Un beso,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El juez New Age

Cucarachas

El rey del drama

Rutina en la rutina

Amor a primera vista (toda una vida)

El mejor amigo

Carta desde el futuro: cambio climático (4)