Hostiles

TRAS HABER alcanzado los casi 20 mil millones de kilómetros del planeta Tierra, la sonda Voyager 1, lanzada en 1977 y cuyo fin tenía viajar por el universo para dar aviso a civilizaciones extraterrestres sobre nuestra existencia, se desprogramó y, en un hecho insólito, inició su recorrido de vuelta. Los gobiernos callaron suponiendo que se trataba de un error informático, pero cuando ya se hizo evidente, las alarmas se encendieron. El morbo, la expectación se apoderó de la humanidad. Finalmente el 2056 la sonda cayó en la Isla de Pascua. En ella venía grabado, en 56 idiomas, “No nos contacten”. 

Comentarios

  1. Cualquiera rehusaría a contactar con una civilización tan incivilizada cuyos miembros se matan entre ellos y destruyen el planeta en el que viven.
    Yo desde luego lo haría demostrando por otro lado mi gran inteligencia.
    Estupendo micro, en la linea que nos tienes acostumbrados.
    Saludos Julio David.

    ResponderEliminar
  2. Al menos nos pusieron algo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un micro muy futurista con mucho error ¿no? Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Todo puede suceder, hasta lo más anormal.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Como si fueran a hacer caso de ese mensaje. La gento no aprende.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. No, no... Ese no era el mensaje... Segun fuentes de la Universidad de Michigan decía: "Por favor, dejennos tranquilos... Nos tienes hartitos..."

    ResponderEliminar
  7. jajaja, muy bueno. Es que quieren dejarnos aquí solitos, que ya está bien de lanzar oteadores de nuevos mundos sin haber aprovechado este. Hombre ya!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Nos tienen calados y no quieren saber nada de nosotros. Son inteligentes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. jajajaja, como cuando van los Testigos de Jehova a tu casa y lo recibes con el cartelito que "no gracias", pase a la casa siguiente

    saludos!

    ResponderEliminar
  10. Si es que es comprensible...

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Vaya con los terrícolas, seguramente les han querido vender un pack de vacaciones en una isla paradisíaca y ni por esas "han tragado el anzuelo" ¡Qué listos son! je,je,je,je

    Un microrrelato con buen sentido de humor.
    Gracias Julio David, una vez más, por dejarme tu huella en el blog.

    Un abrazo didáctico.

    ResponderEliminar
  12. ¡Menudo chasco! Nosotros empeñados en buscar otras civilizaciones, otras vidas, y ellos que ya nos tienen muy calados no quieren saber nada de nosotros. Después de la impresión por el mensaje deberíamos relfexionar muy seriamente...

    Un micro genial, tocayo. Ironía fina en estado puro y un final con sorpresa.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  13. En esto demuestran, sin ninguna duda, que son más inteligentes que nosotros.
    Genial!

    ResponderEliminar
  14. Y nosotros, pesados como pocos, seguro que insistimos. Por si acaso XD

    ResponderEliminar
  15. Genial!!!

    Y cómo los entiendo... gente lista, yo tampoco dejaría que me contactasen ;)

    Un abrazo, JD.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tragicómico

Constelaciones

La oveja negra

Me gusta

Burka

Dulce o travesura

El rey del drama

¡Ay, amor!

Viernes

Cucarachas