domingo, 20 de noviembre de 2016

Gigantes

PAPÁ me dijo que las norias en los parques de atracciones, podían ser robadas por un gigante para armarse bicicletas. Por eso cuando nos subíamos a una, me pedía que no gritara para no alertarle sobre nuestra ubicación. Así, conteniendo el terror, superé el miedo a las alturas.

Hoy voy a hacer lo contrario y voy alertar al gigante sobre mi ubicación, por lo cual desarmaré la vieja bicicleta y colocaré sus ruedas afuera de mi casa, para cuando las encuentre me diga: “Hijo, me las llevo para ponerme a pedalear en el cielo”, o donde sea que esté ahora. 
Iniciativa de El bic naranja

18 comentarios:

  1. Otro micro súper tierno Julio. Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Maneras de superar los miedos, que al darle la vuelta, aún lleva mças a un mundo de fantasía. Muy curioso y tierno.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Una fantástica manera de honrar al padre ausente.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente. He ahí el corazón de esta historia.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  4. Entrañable idea.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Qué bonito... Es una imagen de lo más tierna. Un besote!!

    ResponderEliminar
  6. Un micro de los que son bonitos por la ternura que emana. Besos

    ResponderEliminar
  7. En norias sin miedo a gigantes subía de niño en la ferias... Y los cuentos que me contaban no eran más largos que tus relatos.

    Un abrazo, Julio.

    ResponderEliminar
  8. El gigante se monta en la noria y me grita, para que mis miedos giren en el aire y me maree aún más y por eso mismo, jamás monto en bicicleta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Un gigante ladrón y un hijo super agradecido.
    ¡Buen micro, Julio!
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Ostras, qué bonito, Julio David. Súper tierno. Me encanta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Qué tierno, Julio. Espero que el niño obtenga su recompensa por una ilusión tan pura y generosa :))

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. Ese niño se merece un arrumaco y muchos besos por tener viva la ilusión.
    Cuanta ternura en tu protagonista .
    Besos Julio D.
    Puri

    ResponderEliminar
  13. Jo, este es precioso Julio. Me ha gustado un montón :)

    ResponderEliminar
  14. Simplemente hermoso, Julio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Mucha nostalgia, pero sorprendente.
    Como siempre.

    ResponderEliminar