Una vez más

LA TORMENTA solar apagó la tecnología, y nos dejó momentáneamente ciegos. El terror nos precipitó a las calles, y sobrevino una estampida con atropellos y ahogos, y todos gritábamos por nuestras familias. La histeria colectiva se volvió una pandemia incurable. En algún lugar barcos y aviones se perdieron para siempre. Muchas bestias del mar salieron, muertas, a flote. Las cenizas de los bosques incendiados envolvieron las ciudades. Los satélites cayeron como meteoritos. Y los llantos y lamentos y auroras boreales duraron días, noches. Entonces la gente volvió a adorar al sol y a ofrecerle sacrificios, tal como se hacía antes.

Comentarios

  1. Quizá sería bueno hacer un "reset" y volver a comenzar desde cero. Aunque seguro que volveríamos a cometer los mismos errores. El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra (dicho popular milenario).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Desasosiego crea tu micro y lo peor es saber que no será la primera vez que nos "cargamos" el planeta, el problema es que no aprendemos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Una prueba más de que no se aprecia lo que se tiene hasta que se pierde...
    ¡Besos, Julio D.!

    ResponderEliminar
  4. El planeta se pierde y se renueva de nuevo, pero los humanos comenten los mismos errores. Un relato desconcertante. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hoy vivimos atados a la tecnología, algo no funciona y el mundo se nos viene abajo.
    Qué lindo volver a costumbres más naturales.
    Saludos, Julio.

    ResponderEliminar
  6. El apocalipsis.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Enganchados a la tecnología e incapaces de aprender cuando nos sorprende ese apocalipsis final, de nuevo volvemos al círculo vicioso de los errores y al olvido

    Un abrazo didáctico.

    ResponderEliminar
  8. El hombre volverá a sus orígenes.


    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Una vez más, humanamente hablando, la historia se repite casi interminablemente...

    Un abrazo, Julio.

    ResponderEliminar
  10. Se estaba viendo venir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Todo se repite, la vida es un círculo que gira y gira.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Dicen que cada no sé cuántos años la historia se repite. Hay que esperar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Así imagino el apocalipsis, como una vuelta a los rudimentarios principios de nuestra existencia... Me da miedo pensarlo.

    Buen finde, tocayo :)

    ResponderEliminar
  14. Vivimos dentro de una ciénaga indescriptible...
    Y algún día tendrá que volver a salir el sol.
    Sí.

    Un abrazo, JD.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dulce o travesura

Burka

La prisionera

La oveja negra

El rey del drama

Cucarachas

El mejor amigo

El juez New Age

Rutina en la rutina

¡Ay, amor!