Amarse hoy

LAS CITAS se han vuelto frecuentes, y las conversaciones interminables. Él le dice que cada vez que piensa en ella, por las paredes trepan rosales donde se vienen a posar saltamontes, ruiseñores y mariposas. Ella, para no ser menos, le dice que le florecen margaritas en el pelo, las que deshoja lentamente pensando en un "me quiere, no me quiere". Y da lo mismo que él sea un gordo sudoroso echado todo el día en el sofá, y ella sea una huesuda negada a depilarse. Son las ventajas del chat, más todavía si no hay cámara web de por medio.

Comentarios

  1. Y no, uno no sabe como es con el que hablamos del otro lado del monitor.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Oh, internet, al fin, nos traerá la felicidad...

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  3. Ojos que no ven... imaginación que se desborda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Eso si no se han cambiado también el sexo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Pero que lindo lo pones, todos somos guapos mientras no haya cámaras que nos delaten :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Nunca se sabe con quien te citas. A mi de momento los que he conocido me han resultado gente amable , guapa y estupenda. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. ¡Ahhh! las ventajas de lo virtual que no es lo mismo que lo virtuoso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Cuánta verdad dentro de tanta mentira. Sos sabio, Julito.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Yo si se le posa un saltamontes ya salgo corriendo...
    Si ya cuesta conocer a la gente en persona imagínate en el mundo virtual.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. El mundo virtual debería convertirse en el mundo real así todos seríamos siempre jóvenes, bellos, inteligentes, sensibles, amorosos...
    Muy buen micro, Julio.

    ResponderEliminar
  11. Y aún pese a haber desvirtualizado a muchos...
    Ya eran una payasada y una farsa, cuando los tienes en frente (hombres y mujeres).
    Pobres ombligos desnutridos, en busca de presas facilonas con las que alimentarse el ego.
    Lástima.
    :(
    ¿Tú también formas parte de ese rebaño?
    Vaya una a saber...
    :P

    Abrazo JD.

    Un micro real, como la red y sus mismas telarañas.

    P.S: Hoy te dejo yo canción en french.
    Espero que también te des tú la oportunidad de darle una oportunidad ;)

    https://www.youtube.com/watch?v=-47Fmmj1FsA

    Bien vale el complemento de tu micro.
    Ya escribí algo sobre este tema trillado, y la colgué. Me encanta su compositor, Calogero.
    Y gracias por todas las tuyas (canciones).


    ResponderEliminar
  12. En este mundo de letras todas las almas son bellas porque desnudan su interior, y ahí está la belleza más grande, la del corazón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Lo mejor que les puede pasar es que se electrocuten.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. jajajjajaaja...

    Es lo que tiene la tecnología... En su mejor sentido!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Por algo la vista es uno de los sentidos más importantes en estos trances. Igual hasta se gustan si se ven ;-)
    Me has provocado risa, Julio D.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. así son los romances modernos.

    ResponderEliminar
  17. Efectivamente con la tecnología y las redes sociales, se ha ido al garete la realidad en beneficio de la ficción.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Podéis decir cuanto queráis, criticar los amoríos de la red, etc... etc. Pero cada día son más las parejas que están juntas porque se conocieron vitualmente y después se unieron en la realidad. Y en verdad, no es ni mejor ni peor que conocerse en un pub, en una discoteca, en un botellón, en una biblioteca. Cada uno somos un mundo... y ese mundo nunca se termina de mostrar, ni en cien vidas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. lo interesante es que gracias a todo esto algunos/as son felices por un rato, el resto es otra cosa.
    Saludos Julio D.
    Puri

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El círculo de la violencia

¡Feliz cumpleaños!

Branco

El mejor amigo

Rutina en la rutina

Amor a primera vista (toda una vida)

Carta desde el futuro: cambio climático (4)

¡Ay, amor!

Por mejor

Mientras tanto