Palabras como puños

CIERTA noche, alertado por ladridos, gritos y el llanto del bebé, un curioso se acercó a la casa y se asomó por la puerta que estaba a medio cerrar. “¡¿Qué le pasó, vecina?!”, preguntó el hombre al ver a la mujer con los labios partidos y el ojo hinchado. “Vecino -dijo el marido- le juro que no le he pegado. Nunca lo he hecho. Así que no sé de dónde le vienen esas marcas y heridas. De seguro se las hace ella misma, para perjudicarme. Es una mentirosa”. Y de la nariz de la mujer salta un chorro de sangre. 

Comentarios

  1. Ya.
    Todas unas mentirosas...

    Besos, JD.



    Y gracias por las canciones...;) hoy te dejo una, yo :))

    https://www.youtube.com/watch?v=VnO_2HrC6vQ

    ResponderEliminar
  2. Hijos de puta, cobardes, mierdas. Una vez vi un caso así. Yo trabajaba en una óptica y venía una pareja, ella siempre con la cara hinchada. Él salió un momento y le dije que yo podía llamar a la policía y denunciarle. Ella se negó. Venía sonriente, supongo que estaba acojonada. Es terrible, terrible.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Lo triste y grave de esta historia es que puede ser totalmente real.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Una historia que es una realidad en muchas parejas. un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Incluso muchas veces la propia familia le invitaba a callar para que no se disolviera el matrimonio por el bien del hijo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Una situación de mierda que se vive a diario.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Solo faltó que añadiera aquello de "no es lo que parece".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. La violencia más extrema condensada.

    El verdugo niega lo evidente, la víctima ya no espera ayuda ni siquiera se queja, el testigo que no sabemos si tomará partido u optará por la indiferencia.

    La víctima está a veces tan anulada y aterrorizada que niega la evidencia.

    Un contundente relato de una realidad brutal.

    "La maté porque era mía" y "la ropa sucia se lava en casa", que se decía cuando yo era pequeña.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  9. Me dejas los pelos de punta. Una realidad en unas pocas palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hace bien poco tuve que llamar a la policía en plena calle al verme involucrado en un maltrato.
    ¡Diooos! habría que encerrarlo a todos estos cobardes.

    ResponderEliminar
  11. Seguro, sin duda, para fastidiar...
    Asco


    un beso

    ResponderEliminar
  12. Qué hijo de puta el puto vecino ese.

    ResponderEliminar
  13. Palabras como puños, nunca mejor dicho xD Joder, realista y duro tu texto, ¿no te parece? Y lo peor es que hay quien se creería semejantes excusas.

    ResponderEliminar
  14. Lástima que haya tanta violencia, y es que está a la orden del día.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Un episodio que campa a sus anchas por este mundo.
    El denunciar es la mejor solución. Se sabrá que hay de verdad en el asunto y ellos se encargarán de poner fin a la situación.
    Un micro duro por lo real y triste Julio David.
    Un beso
    Puri

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El círculo de la violencia

¡Feliz cumpleaños!

Branco

El mejor amigo

Rutina en la rutina

Amor a primera vista (toda una vida)

Carta desde el futuro: cambio climático (4)

¡Ay, amor!

Por mejor

Mientras tanto