Viernes por la tarde

SE ENCONTRARON de casualidad en el metro. Él iba apurado a alguna parte, y ella venía cansada de algún lugar. Aun así se dieron el tiempo para saludarse. Años que no se veían, y tenían muchas cosas por decirse: proyectos, viajes, trabajos, en fin; lo necesario para ponerse al día. Nada muy personal. Caminaron a paso lento hasta la salida de la estación. Y frente a la escalera donde cada uno tomaría direcciones opuestas, y antes de despedirse, él le preguntó ¿tú todavía me amas? No, le respondió ella. Y de su boca, en ese momento, salió volando una mariposa. 

Comentarios

  1. ¿Para qué preguntar? La boca dice una cosa, la mirada otra.


    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. ¡Ahhh! los gestos nos traicionan...
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Precioso, cuando las palbras dicen lo que el corazón niega...
    Un besillo.

    ResponderEliminar
  4. Pero qué coraje por favor!!! Aún recuerdo la sensación. Son cosas que se hacen sin pensar... o quizá por pensar demasiado.
    Precioso como lo narras.
    Saludos Julio David.

    ResponderEliminar
  5. Fantástica respuesta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Ops. ¿Y dónde fue la mariposa? Supongo que al lugar de los sueños que no mos atrevemos a cumplir...

    ResponderEliminar
  7. No se puede mentir a quien te ama.

    ResponderEliminar
  8. La mariposa del adiós...

    Abrazo, JD.

    Hoy toca canción ;) Esta me encanta.
    https://www.youtube.com/watch?v=BQ2U7_5TIYo

    ResponderEliminar
  9. Para que ocultar algo que es evidente. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Un final triste y hermoso.
    Abrazo,Julio.

    ResponderEliminar
  11. Qué bonito :) Me hizo erizar la piel. Un abrazo, nos seguimos leyendo <3

    ResponderEliminar
  12. Pregunta ventajista a la que solo podía darle "no" o "¿y tú?" como respuesta, independientemente de que luego la mariposa le delatase.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Era la mariposa la que lo amaba... Ella, ya no...

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  14. Esa mariposa es un mazazo en los ojos del lector.

    ResponderEliminar
  15. Breve relato que detalla un tramo de vida… en la vida de tantos. La pregunta… necesaria tal vez. La respuesta, clara y concreta.

    La mariposa, un detalle de primavera.

    Un abrazo, Julio David.

    ResponderEliminar
  16. Hola Julio D. no esperaba esa salida , después de es "no"como respuesta. Yo conjeturo que esa mariposa indica lo fugaz que fue su amor así como hermoso.
    Besos Julio D.
    Puri

    ResponderEliminar
  17. Las mariposas simbolizan la belleza, el amor, la libertad. Tantas cosas que en boca de la protagonista de este relato me hace dudar de la veracidad de su palabra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Me encantó el final. Perfecto.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Malditas mariposas traidoras, si es que no se puede confiar en ellas... siempre lo delatan a uno en el momento más inapropiado :(

    ¡Muy bueno!

    ResponderEliminar
  20. El tipo tendría que estar contento: es inquietante que quien te ama escupa mariposas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dulce o travesura

La prisionera

Burka

El rey del drama

Cucarachas

El juez New Age

El mejor amigo

Aquí estoy, hija

Mientras tanto

Miércoles