Soledades y soledades

"EL UNIVERSO es tan abismal, que de existir otras vidas, en otras galaxias, también deben estar mirando sus propios cielos preguntándose si están solos. El Espacio nos separa de tal manera, que crea soledades inconmensurables a nuestro alrededor".

-Profesor, aquí... ¡Hola! Tengo una pregunta. No tiene que ver con lo que habla, aunque quizás sí. Es que ya que tocó el tema de la soledad, a usted que tanto le preocupa saber si estamos solos, ¿qué hay de mi soledad? No le importó abandonarme para irse con otra más joven. "Tú eres mi universo", me decía... y aquí estoy, sola.

Comentarios

  1. Será que hay diferentes tipos de soledades, pero creo que todas sientan igual de mal si no son deseadas...

    Me ha encantado la ironía comprometida de la pregunta. A buen seguro que el profesor se vio en un aprieto para contestar :D

    Abrazo de jueves, Julio!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, tocaya: todas las soledades sientan igual de mal si no son deseadas. En este caso admiro a los ermitaños. Habría que hacer un estudio acabado sobre ellos para entender, realmente, de dónde les viene tanto coraje.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  2. No todas las soledades son iguales, cuando son por abandono son muy deprimentes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En extremo, Alfred, en extremo. Deprimentes en extremo.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  3. Por eso suelen decir que tanto tanto el espacio como el tiempo son relativos: a veces sucede que hay más distancia entre dos personas que entre dos galaxias.

    Como siempre, amigo mío, es todo un placer leer tus pequeñas grandes joyas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "A veces sucede que hay más distancia entre dos personas que entre dos galaxias"... El poema Ileana, del escritor nicaraguense Ernesto Cardenal, te encuentra la razón.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  4. Ni siquiera para ganar tiempo utilizaría el profesor el recurso de "Me alegra que me haga esta pregunta... ". ¡Qué corte!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja o arranca o se hunde en el asiento con un poker face épico. Creo más en la segunda opción.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  5. Increíblemente prolífico y original. Tus microrelatos no dejan de sorprenderme. El tema de la soledad, ya sea cósmica, existencial o amorosa, me resulta un enigma inexpugnable. Una cosa es estar solo y otra muy distinta sentirse solo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aunque suene increíble (increíble para mí, que soy un aprendiz de pelagato en casi todo) hay personas que saben sentirse acompañados por las estrellas. Místicos, deben ser. O algo de místicos deben tener.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  6. Es que no hay que creerse eso de ser el universo de nadie. Mejor ser nuestro propio universo. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No deberíamos tener a nadie por satélite (aunque es bonito cuando eso sucede).

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  7. A mí que también me interesan los 'por qué' y los 'qué hay de lo mío' me parece valiente la pregunta de ella, aunque está claro que el profesor buscó otro universo más 'moderno', digo, joven...y provocó esa soledad, que seguró duró lo que tenía que durar.

    Genial, bonito y redondo.
    Besos, Julio D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Ese profesor se percató de la explosión de otro Big Bang, y se fue a habitar ese universo nuevo sin perder más tiempo... ni tonto ni perezoso.

      Agradecido por el piropo, Chelo.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  8. Bueno, es muy probable que la llamase universo justamente por el abismo que había entre ellos.
    Muy buen micro, Julio. Me quedo por acá.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedes quedar por acá cuanto tiempo quieras. Acampa a tus anchas. Tengo tanto espacio disponible, como lo tuvo Noé en su arca imaginaria.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  9. Jo qué bueno. Más importante es la soledad de un ser humano y el abandono.
    Yo sí creo,no obstante , que no estamos solos en el Universo, sería absurdo que solo existiéramos nosotros.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acorde a la Paradoja de Fermi, es tan alta la probabilidad de existencia de civilizaciones inteligentes en el universo observable, como alta también es la ausencia de evidencia de dichas civilizaciones.

      Es desconcertante.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  10. Vaya con el profesor...
    A Dios rogando y con el mazo dando...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cura Gatica: predica pero no practica.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  11. La soledad que provoca el desamor puede alcanzar, sin duda, dimensiones cosmicas...

    Magnifico texto, amigo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así, tal cual. Siempre con las palabras precisas, don Ildefonso.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  12. No todas las soledades son iguales.

    Me encantó lo que escribiste, y tu blog.

    Sino te importa me quedaré por aquí.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedes quedar, ver tele, servirte un trago, ocupar hasta el baño si quieres. En mi casita todos son bienvenidos.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
    2. Mil gracias por tu amabilidad, eres muy acogedor, por eso volví a ver si tenías una nueva entrada, pero veo que no, pero te dejo mis saludos y las gracias.

      Eliminar
  13. hay tantas soledades como colores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y todas ellas con sus dolores y/o gratificaciones.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  14. A la soledad hay que cuidarla, aprender sus miradas, sus silencios, sus recovecos para que cuando nos sea impuesta no nos sintamos excluidos sino acogidos de nuevo en casa.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen consejo. Tanto así, que me recordaste una canción: "Soledad", de Jorge Drexler (con María Rita).

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  15. En el universo astral y en el personal siempre hay un lugar para la soledad, pero si es impuesta por otro al que considerábamos nuestro satélite es difícil de llevar.
    Interesante esta entrada,la soledad hay que saber llevarla con dignidad.
    Un gusto leer estas breves historias pero con tanto contenido.
    Besos Julio David.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Puri. Hay mucha soledad. No es que no haya nada a nuestro alrededor, hay mucho de todo, pero no sabemos relacionarnos con eso, o no nos satisface. Pecamos de insatisfacción.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  16. Me gusta mucho la reflexión a la que lleva este micro, Julio David, como contrapones los espacios micro y macro para vaciarlos ambos y enfrentarnos a la conclusión; que la soledad es siempre infinita.
    Magnífico.
    BEsos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te echaba de menos por acá! Jeje

      Es como la perspectiva que nos ofrece la muerte. Morir es otra soledad que llevaremos a cuesta en nuestra biografía. Moriremos una sola vez en la vida (por lo menos físicamente) y será para siempre. Estaremos mucho, mucho tiempo solos en nuestra propia muerte.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  17. Un profesor bastante interesado en la soledad del universo pero va creándolas a su alrededor mientras orbita entre un corazón y otro.Menuda pieza.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tanto le importa la soledad ajena, por qué no empezar por la soledad propia?

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  18. Es una clase de soledad que si uno la elige bien, pero si es que la sientes es peor. Vaya profe se podría callar cuando él dejo sola a la pobre chica. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, si tuviera algo decencia y compasión, me quedaría callado.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  19. La soledad, como la miseria, cuando se comparten son más llevaderas, pero en cambio, este profe es un zorro de cuidado, ¡vaya tela! je,je,je Su astucia no conoce límites y así va despoblando las galaxias para orbitar en su propio jardín del Edén con la jovencita de turno. La alumna despechada es quien mejor le sabe bajar de la galaxia a ojos de toda la clase.

    Otro buen micro, Julio David, dedicado a estos buitres carroñeros, que se aprovechan muchas veces de su cargo para hacer sus fechorías.

    Un abrazo didáctico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa alumna despechada lo que hizo con el profesor fue algo que a muchos estudiosos de las estrellas les molesta: le puso los pies sobre la tierra.

      Un abrazo autodidáctico.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dulce o travesura

La prisionera

Burka

El rey del drama

Cucarachas

El juez New Age

El mejor amigo

Aquí estoy, hija

Mientras tanto

Miércoles