Algo significativo para olvidarlo todo

TANTO insensible junto, conversándole puras trivialidades. Creían hacerle un favor al distraerla de esa manera, pero ella necesitaba algo significativo para olvidarlo todo, empezando por su enfermedad. Su mejor amigo lo sabía, razón por la cual la tomó en brazos y, amenazando a medio mundo con un arma de juguete, salieron del hospital.

Afuera, un sol de mediodía delicioso. Y cuando pasaron muy cerca de la playa, la brisa marina la sumió en ensoñaciones. Y soñó: soñó que era una gaviota y que volaba. Olvidó que iba en el regazo de su amigo. Lo olvidó todo, empezando por su enfermedad.

Comentarios

  1. Es lo mejor, estar en los brazos amigos y olvidarse de todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué mejor que un hombro amigo donde echar a llorar las penas? Un hombro amigo que no juzgue, eso sí.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Agradecido, María.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  3. Un amigo inteligente que la conocía bien. Ojalá tuviéramos muchos de esos... :)

    Precioso, Julio.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Y no olvidarse también de ser uno mismo, un amigo de buen corazón para otro.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  4. No hay nada mejor para soñar que amigo, sol y mar (y me salió un pareado).

    Genial Julio D.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja te salió un verso sin mayor esfuerzo.

      Agradecido, Chelo.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  5. Qué duro. Tengo una amiga pasando por ello.
    Buen relato.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escríbele un texto, y llévala al mar, al bosque, la nieve, a donde sea. La cuestión es soñar con algo mejor y olvidar.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  6. Es precioso, tanto el texto como el sentimiento de fidelidad que destila.

    Enhorabuena, amigo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que agradecido, Alfredo. Y tal como dices, esta es amistad y fidelidad puesta a toda prueba.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  7. Bufffff... esto del Alzheimer es una putada. Deseo con muchas fuerzas no verme nunca en la piel del prota :S

    El relato, genial. Eso sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también le tengo terror al alzheimer, pero este texto no trata sobre eso. Lo que ella buscaba era olvidar su puta realidad, aunque sea por un momento, y su amigo le concedió el deseo.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  8. Muy bello Julio. Hay gente que nos conoce y puede darnos lo que necesitamos.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo un riesgo mostrarse tanto al punto de ser un libro abierto, vulnerable, por eso hay que saber elegir un buen espíritu como receptáculo a la vida que vertemos en otro.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  9. Un texto tan bello como terrible en sus profundidades...

    Impresiona, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ildefonso. Había pensado en que la mujer podría tener cáncer, pero luego lo encontré muy simplón y en extremo trágico. Lo dejé mejor en una "enfermedad" sin título. Deja más para la imaginación.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  10. Cuando la enfermedad no tiene remedio, quizá lo mejor sea olvidarse de ella y vivir lo que pueda quedar con intensidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente. Y si alguien puede echarnos una mano para aliviar o solucionar nuestro problema, pues mucho mejor. No somos súper héroes para hacerlo todo solo.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  11. ¡Buenas noches, Julio David!
    Salir de aquella enrarecida atmósfera del hospital con compañía demasiado trivial, fue lo mejor que pudo hacer su mejor amigo, que naturalmente está clarísimo que lo era y por fin pudo olvidarse de su enfermedad con algo tan significativo, como esa fantástica huida en brazos.

    Un abrazo didáctico y comparto inmediatamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese gesto, heroico, de su amigo, podría ser considerado hasta romántico. Quién sabe si, junto con la amistad, hay un interés romántico?

      Muchísimas gracias por compartir, profe. Que Google+ te bendiga y te lo multiplique.

      Un abrazo autodidáctico.

      Eliminar
  12. Olvidar el olvido... y soñar que todo es bello.
    Muy lindo Julio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olvidar la realidad, y soñar con lo imposible. Es lo que hacemos muchas veces a lo largo de la vida. Para ser felices en nuestro mundo interior.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  13. Siempre hay alguien que sabe hacernos olvidar todos los males. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tú tienes a ese "alguien", cuídal@ como a tu propia vida. No hay tesoro que se le compare.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  14. Muy lindo, hay cosas que es bueno olvidar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay olvidos que son sagrados, abuela.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  15. El amor es el único remedio para evadirnos de la enfermedad del alma.
    Muy bonito.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amor, compasión, templanza, son parte de la receta para una vida (un poquito) más feliz.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  16. Precioso y sensible.
    Amigo, eres un gran narrador, increíblemente prolífico y original.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que este tremendo piropo provenga del autor del Incunable, es de un halago doble.

      Más que agradecido, Josep.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  17. Hay manos amigas que saben conducirnos hacia nuestros infinitos más profundos.

    Muy bueno, Julio David.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él podría llevarla y correr y seguir, hasta perderse... Gracias, zarzamora.

      A todo esto, no puedo entrar a tu blog ni lo encuentro. Qué hacker envidioso te lo estropeó, ah?!

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  18. Maravilloso relato!!!
    Emociona.... por fin se sintió libre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cualquier persona que consideres tu mejor amig@, vale la pena hacer una locura. Aunque sea una vez.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  19. Muy bonito y duro, esos amigos que nos hacen olvidarnos de las peores circunstancias de la vida.
    Bien por ellos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son pocos, y es por eso mismo que se valoran más.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  20. Suele ser la esencia de la vida, Julio, algo significativo para olvidarlo "todo".

    Claro, conciso y certero como siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una amistad, un cariño, una unión, son parte del reducto esencial de la vida.

      Agradecido por el piropo, Ernesto.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  21. Preciosa historia Julio D. que mejor compañía para olvidar los problemas que estar en brazos de un amigo y sentir la brisa del mar acariciar tu rostro.
    Me gustó mucho Julio David.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Puri. Creo que a esta historia solo le falta cerrar con chocolate y vino. O solo vino, mucho chocolate engorda jeje

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  22. Un hermoso relato, Julio David, tener a alguien capaz de reinventar el mundo para devolverte la sonrisa y los sueños.

    Es preferible morir sintiéndote gaviota y oyendo el sonido del mar en brazos de alguien que te ama, que en una cama triste de hospital.

    Me lo pido.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquiera que te ayude a soñar u olvidar, es digno de ser tu buen amigo o tu buen amante. Aunque todo sea difícil de conseguir: soñar, olvidar, tener un buen amigo, tener un buen amante.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  23. Precioso Julio David, es trágico pero muy bello.
    Soñar es nuestro quid de magia.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario