viernes, 8 de enero de 2016

Afectos y efectos

PARA levantarle el ánimo, invité a un amigo a mi casa. Yo me había armado con una selección de los mejores consejos clichés para ayudarle a superar, en algo, su pena de amor, pero él me desoyó. "El duelo lo tengo más que superado. Ella siguió adelante, y yo también. No la amo ni la necesito, y recordarla es perder el tiempo", me respondió mientras acariciaba el pelaje de mi mascota. Le creí, pero mi casa no. A las semanas después mis plantas marchitaron, el perro enfermó, y yo sufro de recurrentes pesadillas relacionadas con la soledad y el resentimiento.

47 comentarios:

  1. Lo dice la física. En su ley de la conversación de la energía es muy clara al respecto; la energía no puede crearse ni destruirse, sólo se puede cambiar de una forma a otra.
    Asi que no me extraña nada lo que ha sucedido en esa casa y con esas plantas y esos sueños... Solo espero que al menos el amigo se haya ido vacío.
    Buenísimo, como de costumbre ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se vació por completo en la casa: a donde va, los perros le ladran asustados.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  2. Me conmovió tu prosopopeya.
    bello relato en verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quitaste el piropo del teclado. Opino lo mismo de tus textos.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  3. Yo tenía una compañera de trabajo que estaba convencida de que si te pasaba su gripe a ella se le quitaba. Será por el mismo "razonamiento".
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O es como esa relación especial que dicen tener los gemelos o siameses: que cada uno puede sentir el peligro o el dolor del otro. ¿Tendrá algo que ver el entrelazamiento cuántico?

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  4. Ya lo dice la primera Ley de la termodinámica: la energía no se crea ni se destruye, se transforma. Y de paso, cambia de lugar. Así que ya estás buscando la forma de echarla de tu casa. Tírala por el balcón, o por la ventana, lo que tengas más a mano. Y si le cae encima de un pobre transeúnte, pues allá él.
    Un abrazo energético positivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja claro, es como una forma de exorcizar la casa. Y si eso no resulta, habrá que aplicar feng shui.

      Un abrazo terapéutico.

      Eliminar
  5. Ay menuda empatía sufre tu casa. Será mejor que la cures o no invites más a amigos tristes. Te los llevas a una cafeteria.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si después la cafetería cae en la quiebra? Coincidencia? Ok, estoy exagerando jaja

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  6. Ciertamente estoy de acuerdo con los comentarios anteriores, la energía ni se crea ni se destruye, se transforma, así que aplicaríamos aquí ese principio, tienes que buscarle una salida digna a tanta desesperanza.
    Genial!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que puse en una situación difícil al personaje. Pero lo haré estudiar física para que aprenda algo sobre la primera ley de la termodinámica. Quizás por ahí encuentre una salida.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  7. Por esta misma razón yo no tengo plantas, uno nunca sabe cuando van a marchitarse ni cuál va a ser su caprichosa razón. En cualquier caso, y dado que conoces un poquito de mi historia, bravo por él y por olviodarla tan pronto. Tengo taaaaaanto que aprender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él asegura que ya la olvidó y que se encuentra bien, pero, sin saberlo, irradia todavía pesar, negatividad y pesimismo contagioso. El proceso de sanación y aceptación es lento.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  8. Ayyyy. Le pasó el problema a otro. Qué mal amigo. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente él no es plenamente consciente de todas las vibras nocivas que transfiere con su melancolía.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  9. ¡Pedazo de mentiroso tu amigo!
    Ahora debéis purgar su dolor y amargura tanto tú, como la mascota y tu casa.
    Yo personalmente le daría puerta.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay ciertas mentiras que nos ayudan a sentirnos protegidos, resguardados de la vulnerabilidad, el juicio y la vergüenza que significaría confesar las penas de amor.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  10. Creo que es una curiosa forma de representar lo que los sentimientos negativos pueden hacer. Y ademas estoy en parte de acuerdo en que esa energía negativa pueden percibirla los seres vivos de nuestro alrededor!!
    Me ha gustado mucho Julio David!!
    Un saludo. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, la creencia popular dice que las plantas y los perros son organismos sensibles y perceptivos a toda clase de energía que para uno pasa desapercibida.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  11. Una "buena obra" que, lejos de tener su recompensa, se vuelve contra el protagonista. Pareciera que algunos sentimientos negativos tienen que manifestarse a cualquier precio; negarlos no hace sino obligarlos a buscar nuevas formas de reinventarse...

    Buen micro, tiene un ligero toque dramático-misterioso que me encanta :)

    Un abrazo de sábado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo podría haber explicado mejor que tú. Negar o reprimir esos sentimientos, los convierte en dolencias físicas o en neurosis. Creo.

      Otro abrazo de sábado.

      Eliminar
  12. muy buen relato ese amigo era toxico. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho sí, estaba muy contaminado.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  13. Menudos efectos causan algunos afectos... este micro también podría titularse "las amistades peligrosas", vaya jaleo se ha buscado por tratar de ayudar a un colega.
    Un micro genial, Julio David, me ha encantado. Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es buen título "amistades peligrosas", pero creo que si la hubiese titulado así, no podría haberme sacado de la cabeza al dúo musical del mismo nombre jaja

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  14. Me ha encantado este micro. La verdad es que las energías negativas se impregan en nuesetras paredes y en nuestras vidas vaciándonos de energía.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las llamadas "casas cargadas". En el ambiente se perciben cambios de temperatura con sensaciones de agobio. Puede ser sugestión también.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  15. a mi me parecio bastante intersante y que se impregnan entre las paredes una casa bien constituida y para vaciar esta energia un abrazote inmenso desde colombia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana. Te devuelvo el saludo desde Chile!

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  16. Hay gente que tiene en casa plantas de helecho..., sal bajo la cama y agua bendita repartida en pequeños floreros por la casa. Tienen la superstición de que eso ahuyentará toda mala influencia que pise su casa. Claro, que si lo que pretendía el protagonista era todo lo contrario..., ¿cuál sería el procedimiento adecuado a seguir? Desde luego hay gente que irradia mala vibra por donde quiera que va, lo atraen y lo reflejan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. A veces uno sin conocer a la persona, solo con verla, "percibe" una cierta mala vibra. Es raro. ¿Será cosa de prejuicio o un mal recuerdo reprimido que nos aflora al verle?

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  17. Genial esta historia Julio D, ese amigo mejor que no se lo presentes a nadie, dicen por mi tierra que hay gente que tiene mal de ojo, es decir que allí donde ponen la mirada todo lo destruyen. Mejor alejarse de este personal, no vaya a ser que nos convirtamos en sus víctimas.Aunque en siglo que vivimos estas cosas están fuera de lugar.
    Un abrazo relajado por si las moscas.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se menciona mucho eso del mal de ojo. Aunque el amigo del protagonista no fue con la intención de echarle a perder el ambiente a su casa: él por donde va deja una estela de tristeza y rencor aunque no lo sepa e intente negar esos sentimientos.

      Un abrazo relax también para ti.

      Eliminar
  18. Esa casa sabe latín.
    Cuídala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima que no haya google traductor para paredes, puertas y ventanas.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  19. Bueno, ya sabes... Ahora solo tienes que invitar a tu casa a alguien que sepas que está cargado de energía positiva...

    Y quitarsela, como un vulgar ladronzuelo...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mala idea. El problema es ¿habrá alguien en el mundo con las energías positivas necesarias?

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  20. dicen que si uno cuenta sus penas puede que nos liberen, pero creo que leyendo esto ahorame apuesto que mas de una ocasion alguien nos dejó por ahí tirada la energia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tarotistas llegan a afirmar que a veces no debemos ni aceptar regalos de una persona de la cual desconfiemos, porque pueden estar "cargados con alguna maldición". Qué loco, no.

      Eliminar
    2. Faltó mi abrazo psicológico! Jaja

      Eliminar
  21. Hola Julio. Aquí te dejo un pequeño premio a tu buen hacer. Lo encuentras en este enlace:
    http://abrazodelibro.blogspot.com.es/2016/01/empezar-el-ano-ya-tiene-premio-1.html
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. La soledad en este caso era un recurso necesario, tu amigo debió curarse en ella. Ahora te toca a ti superar el duelo o traspasárselo a otro, pero eso estaría feo, ;)
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si mato una mosca es muy posible que la entierre... No, no podría conciliar el sueño sabiendo que le amargué la vida a un tercero de manera gratuita.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  23. julio david pásate por mi blog

    ResponderEliminar