¿Tú tampoco me crees?

Y SE PONÍA a lanzar fuegos artificiales. Aprensivo, del verano que deambuló por nuestro barrio rural nadie lo conoció más allá de la respuesta a la pregunta ¿por qué lo haces?: "Provengo del 4996, año en que se realizó el primer viaje en el tiempo. Pero al regresar, mi tripulación me extravió en esta plaza. Lo que ustedes llaman fuegos artificiales son coordenadas de ubicación".

Un domingo, esperando al demente pero pintoresco personaje, apareció otro hombre: "Provengo del 5000, año que se realizó el primer viaje oficial en el tiempo. Entre ustedes convive nuestro mayor disidente: díganle que no regresará".

Comentarios

  1. No, porque me confundes con el futuro que no entiendo porque no existe.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es exactamente lo que muchas personas opinaban también de este tipo extraño.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  2. el tiempo... siempre presente en el verbo
    por lo tanto el futuro es solo el velo
    el pasado nos modela

    buena semana
    saludos desde la Poesía viva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. una vez escribí un minirrelato para un concurso... pero parece que fue muy corto porque prefirieron uno de más de cien palabras jejeje
      "Gun Shot
      Y con el plomo destellándose impaciente...fue que el infinito se le hizo palpable"

      :D

      Eliminar
    2. No creo que la extensión haya tenido algo que ver. Si el microcuento es bueno e intrigante, lo será aunque tenga siete palabras (como "el dinosaurio" de Monterroso). Así que échale ganas que ya te va a resultar!

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  3. el pasado nos conforma y dicen que nos vuelve a pasar.

    El futuro. habría que apearse pero no confiarse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo único que confío del futuro, es que al final éste (tarde o temprano) siempre llega.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  4. El futuro nos atrapará.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Coordenadas de ubicación....
    Claro!!!

    Ahora ya siempre los miraré de otra manera.
    Era tan obvio que pasó inadvertido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada viajero errante sabrá como hacerse ubicar. Pero ciertamente hay otros más tímidos y/o con menos recursos.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  6. Desde que escuché ayer en la radio que solo estamos al tanto (los que están al tanto) del 4% del Cosmos (se escribirá con mayúscula una cosa tan grande) se me quitaron las ganas de hacerme el interesante opinando sobre lo que sea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al incluir ese dato del cosmos, paradójicamente tu comentario resultó ser interesante.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  7. Me temo que cuando los viajes en el tiempo sean cosa corriente, empezarán a aparecer también "asuntos" poco claros al respecto :P

    Corto pero con mucho argumento. Me ha gustado :)

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me alcanzo ni a imaginar el caos que podría desencadenar el que vengan personas del futuro a manipular nuestro presente, o a engañarnos, o a inducirnos a actuar de tal o cuál forma, o revelarnos secretos insospechados, en fin...
      Independiente de todo, si llegase a ocurrir, sería fascinante.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  8. Los viajes en el tiempo son parte del futuro, seguro que allá por el 2100 son accesibles, al ritmo que va la tecnología.Si despertaran nuestros antepasados se asombrarían.
    Saludos.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Incluso puede que menos! Hay una historia (leyenda de internet) de un tipo llamado John Titor que decía venir del 2036. Viajó de esa fecha al año 1975 para recuperar un computador que ayudaría a dar solución a un error informático que afectó la red global de su tiempo (2036).

      Igualmente el caso es por muchos considerado real, ya que tiene ciertos elementos verídicos y comprobables.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar
  9. Tema apasionante el de viajes en el tiempo. Es una gran duda queno corroe a muchos y que quizás seguirá en nuestra mente y como Hamlet, pero ante una hoguera, nos preguntaremos... "Viajar o no viajar, he ahí la cuestión"
    Buen relato de 100. No te conocía, pero gracias por tu comentario en mi blog (relato: El cielo de la prisión)
    Me he permitido buscarte para leerte.
    Me alegro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque hasta ahora los entendidos en la materia solo ven posible los viajes en el tiempo hacia el futuro; si pudiésemos viajar a la velocidad de la luz.
      El tema es apasionante y complejo.

      Un abrazo psicológico.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El círculo de la violencia

¡Feliz cumpleaños!

Branco

El mejor amigo

Rutina en la rutina

Amor a primera vista (toda una vida)

Carta desde el futuro: cambio climático (4)

¡Ay, amor!

Por mejor

Mientras tanto